El diario católico indicó que, la fecha de canonización  de la Madre Teresa de Calcuta “será publicada en el próximo Consistorio”, aunque “con toda probabilidad” será el “4 de septiembre en el Año de la Misericordia”.
“El 15 de diciembre, el caso de una curación extraordinaria fue puesta bajo la última evaluación del congreso de obispos y cardenales reunidos en Congregación, quienes después de haber escuchado la exposición de un ‘ponente’ han expresado su juicio plenamente positivo para someterlo a la aprobación del Papa”, agregó el periódico.
El supuesto milagro se obró en diciembre de aquel año, cuando el enfermo, ya en coma, iba a ser operado, si bien por problemas técnicos la intervención quirúrgica tuvo que ser pospuesta durante media hora.
 
Al regresar al quirófano, el doctor se encontró al paciente sentado, asintomático, despierto, perfectamente consciente y preguntándose qué hacía ahí, tras ser encomendado a la religiosa por un cura conocido de la familia. 
El médico explicó durante la fase de estudio de este supuesto milagro que no ha visto ”nunca un caso como este” y que todos los pacientes similares que había tratado en sus diecisiete años de profesión habían fallecido.
Los análisis sucesivos sobre el paciente han revelado la curación de la patología cerebral en un lapso de tiempo breve y sin secuelas, por lo que el hombre ya ha podido retomar su vida y su trabajo.
Las pruebas testimoniales durante el proceso de estudio de este suceso refirieron que las personas próximas al paciente rezaron mucho a la Madre Teresa, beata de la que la esposa del paciente es especialmente devota.
El sacerdote Elmiram Ferreira explicó a medios brasileños que acompañaba a la familia en esa época: ”ví el dolor y el sufrimiento de todos ellos porque él estaba iniciando una vida nueva (estaba recién casado) y la dolencia retardaba muchos sueños. Yo le tenía mucha fe a la gran Madre Teresa y siempre rezo la Santa Misa en la Casa de las hermanas 
El pasado 10 de septiembre el consejo de médicos de la Congregación para la Causa de los Santos declaró por unanimidad que la curación es “científicamente inexplicable”, paso previo necesario para una canonización.
Asimismo, el voto de los consultores teológicos también fue unánime para encontrar ”la perfecta conexión de causa y efecto entre la invocación unívoca a la Beata Madre Teresa y la curación repentina”.
En 2004, durante su viaje a Tirana, Albania, el Papa Francisco relató su encuentro con la Beata en el Sínodo de 1994 y la recordó como una religiosa que ”no se dejaba impresionar”.
“Decía siempre aquello que quería decir”, dijo el Papa al sacerdote que hacía de intérprete durante su visita a la tierra natal de la Madre Teresa, como reveló después en la conferencia de prensa en Tirana el Director de la Sala de Prensa del Vaticano.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here