La República Centroafricana es dominada actualmente por la milicia de base musulmán Seleka, una alianza de varios grupos armados rebeldes, que en 2013 derrocó al gobierno oficial y su líder, Michel Djotodia, se erigió presidente hasta que renunció al cargo en enero de 2014.

Según un informe de la BBC, la industria armamentística que existe en el país africano es impresionante, a tal punto que las armas y municiones se pueden comprar en las calles: granadas, morteros, lanzacohetes, balas y cartuchos de escopeta son algunos de los productos que se pueden adquirir.

LEÉR MÁS  Irak arremete contra el EI en la frontera con Siria

”Las granadas se compran por el equivalente a 50 centavos de dólar, menos de lo que cuesta una Coca Cola”

Según un informe del Grupo de Investigación de Armamento en Conflictos de Reino Unido para la Unión Europea, los productos vienen de todas partes del mundo: China, Bulgaria, Sudán, Irán, Gran Bretaña, Bélgica, República Checa, España y Camerún.

LEÉR MÁS  Brasil: la nueva reforma jubilatoria prevé 40 años de aportes

”Las granadas de mano 82-2 son el material militar más extendido en República Centroafricana”, dice el estudio, y agrega que ”son tan comunes que, según informes, se pueden comprar por el equivalente de U$0,50 o US$1 cada una, por menos de lo que cuesta una Coca Cola”, indica la BBC.

”Independientemente de la procedencia de las armas, el resultado final es claro: Seleka, con su ocupación del poder ayudó a inundar un país ya sobrecargado de armas. Cometieron abusos de derechos humanos serios, incluyendo el asesinato de mujeres y niños”, dice al respecto Lewis Mudge, de Human Rights Watch.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here