El nuevo presidente de Guatemala, Alejandro Maldonado, pidió este jueves la renuncia a todos los ministros, secretarios y altos funcionarios del Gobierno, en su primer discurso tras asumir el cargo en sustitución de Otto Pérez Molina, quien renunció para someterse a la justicia por corrupción.

En una posterior rueda de prensa, el nuevo gobernante anunció además que la terna que presentará al Congreso para elegir al nuevo vicepresidente del país está integrada por el expresidente del Tribunal Supremo Electoral y de la Corte Suprema de Justicia Gabriel Medrano Valenzuela; el exrector de la estatal Universidad de San Carlos, Juan Alfonso Fuentes Soria, y la exministra de Finanzas Irma Raquel Zelaya. Se trata de ”tres personas irreprochables, irrecusables, de alta preparación académica y con cualquiera de ellos tres”, junto a las que se sentirá ”bien respaldado y acompañado”.

Maldonado, de 79 años y quien se desempeñaba como vicepresidente de Guatemala, juró este jueves en el cargo de Presidente ante el Congreso, tal y como lo establece la Constitución en caso de ausencia ”absoluta o temporal” del presidente.

”Pido a todos los ministros, comisionados y altos funcionarios que pongan a disposición sus cargos para hacer las sustituciones necesarias que encajan con este gobierno transitorio”, dijo ante el Congreso.

En sus primeras palabras como jefe de Estado, Maldonado también invitó a los grupos sociales guatemaltecos a que le hagan propuestas ”idóneas” a su Gobierno, que culminará el 14 de enero de 2016.

Maldonado asumió la Presidencia a pocos días de los comicios generales el próximo domingo, donde los guatemaltecos elegirán a sus autoridades para el período 2016-2020, incluidos presidente y vicepresidente, además de 158 diputados, 20 legisladores al Congreso y 338 corporaciones municipales. También en medio de una crisis institucional que ha incluido decenas de manifestaciones pacíficas de ciudadanos que pedían la renuncia de Pérez Molina y el fin de la corrupción.

El nuevo mandatario prometió recuperar la democracia junto con sus valores sustantivos y exhortó a los hombres, mujeres y jóvenes a continuar con sus reclamos. También dijo que gobernará con ”humildad” para inspirar confianza en la ciudadanía.

”Este será un gobierno de salvación nacional de cuatro meses (…) no prometo milagros (…) ofrecemos coraje y buena voluntad y solicito la ayuda y comprensión de los medios”, dijo Maldonado en su primera conferencia de prensa en el Palacio Nacional de la Cultura, luego del acto en el Congreso.

El nuevo presidente destacó la importancia de que el Congreso apruebe las reformas a la Ley Electoral y de Partidos Políticos en la actual legislatura. ”Hay que buscar un diálogo más dinámico con los actores políticos para que se comprometan a que esas reformas sean una realidad en esta legislatura, no podemos esperar a que entre un nuevo Congreso”, manifestó.

Maldonado dijo que la renuncia de Pérez Molina a la Presidencia fue una ”decisión personal”, indudablemente ”muy difícil”. El exgobernante de 64 años es señalado por el Ministerio Público y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), un organismo de la ONU, de dirigir una millonaria red de corrupción en el ente recaudador de impuestos.

Pérez Molina se encuentra desde este lunes por la mañana en un juzgado, al que llegó voluntariamente y siendo aún jefe del Estado, para rendir su primera declaración por el caso conocido como ”La Línea”, que también costó el cargo en mayo pasado a Roxana Baldetti como vicepresidenta, quien ahora cumple prisión preventiva.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here