El joven impostor que hizo creer que había ganado 72 millones de dólares

Su aparente habilidad como inversionista, que le hiciera ganar US$72 millones recientemente, en realidad resultó ser un engaño.

Islam admitió esta semana que había inventado toda la historia publicada por la revista New York el domingo pasado, la cual pidió disculpas públicamente y retiró el artículo que llevara al joven a la fama.

Pero, ¿cómo ocurrió esto?

Contar la historia de un muchacho de Queens, el distrito más grande de Nueva York, que había hecho una fortuna comprando y vendiendo acciones durante los recreos en Stuyvesant High School, el colegio donde estudia, era realmente irresistible.

La revista publicó la historia en su edición del domingo pasado. Ahí presentan a Mohammed, de 17 años y a escasos meses de graduarse, como un joven tímido y modesto.
El muchacho cuenta que compró un BMW, aun cuando no tenía licencia para manejarlo. Que rentó un apartamento en la lujosa área de Manhattan, aunque sus padres, inmigrantes de Bengala, al sur de India, no le permitían que se mudara todavía.

Bolsa de Nueava York

Mohammed contó que había ganado su fortuna identificando cuáles acciones reportarían el mayor rendimiento. A pesar de ello, Mohammed se sentía en la cúspide del poder.

”¿Qué hace girar al mundo?”, pregunta Islam durante la ahora famosa entrevista. El mismo responde: ”Dinero. Si el dinero no fluye, si el negocio no continúa, no hay innovación, no hay productos, ni inversión o crecimiento. No hay empleos”.

Su inspiración es Paul Tudor Jones, un multimillonario estadounidense fundador de un fondo de inversión, y quien se encuentra en el puesto 108 del raking de millonarios de la revista Forbes.

La historia de Jones está enmarcada en su tenacidad para recuperarse de repetidas pérdidas al momento de invertir, lo cual Islam encontró muy educativo.

LEÉR MÁS  26 muertos y cientos de desaparecidos

El muchacho cuenta que cuando tenía 9 años se aventuró a jugar a la bolsa de valores con dinero que había ganado dando clases a sus compañeros de clases, y perdió.

Entonces maldijo los negocios, asumiendo que ”no tenía valor para dedicarse a eso”.
Sin embargo, tiempo después comenzó a estudiar finanzas modernas y a leer historias sobre titanes financieros hasta que encontró la historia de Jones. ”El me hizo quien soy ahora”, afirma.

¿Qué hace girar al mundo? Dinero. Si el dinero no fluye, si el negocio no continúa, no hay innovación, no hay productos, ni inversión o crecimiento. No hay empleos.

Mohammed Islam, estudiante de 17 años.

En el futuro inmediato, Islam anunciaba que junto a dos amigos, crearía un fondo de inversión en junio, tan pronto recibiera su licencia con operador financiero.
Los tres planean hacer 1 millones de dólares para el próximo año, sin dejar de ir a la universidad. Pero no es solo sobre el dinero, es sobre tener una hermandad. Estar conectados, ser influyentes”.

Sus grandes planes eran comúnmente revisados mientras comían en el renombrado restaurante Morimoto, donde disfrutaban un caviar de US$400 y jugo de manzana recién hecho. Sin embargo, todo era mentira.

La revista explica

La revista New York, responsable de llevar a la opinión pública la historia de Islam, cuenta qué pasó en un comunicado a sus lectores.

En el mismo cuentan que al enterarse de la historia del joven que se rumoraba había hecho una fortuna de US$72 millones negociando en la bolsa de valores, enviaron a verificar los hechos para poder escribir una historia.

Visitaron la escuela donde estudia el joven, y ahí les mostró lo que en apariencia era un balance bancario del Chase, ratificando la suma.

LEÉR MÁS  Una planta operada por YPF en Chile derramó 720 mil litros de petróleo cerca de Argentina

Con este dato en principio comprado, la revista procedió a incluir la historia de Mohammed en su reportaje anual ”Las Razones para Amar Nueva York”.
Pero al publicarse, lectores comenzaron a hacer comentarios y cuestionar la historia.

Ciudad de Nueva York

La revista publicó la historia de Islam como una de las razones para amar Nueva York, ciudad donde el joven quería ser influyente.
Luego, hace pocos días, se produjo la revelación que le daría un inesperado giro a la historia y a la manera como la revista se había aproximado a los hechos. En una entrevista concedida al New York Observer, Islam contó que todo sobre la fortuna era un invento.

Una fuente cercana a la familia señaló al Washington Post que el estado de cuenta bancario que había presentado había sido forjado.

La revista procedió a disculparse con sus lectores y admitió que el proceso de verificación de datos no había sido el más eficiente.

Lo que viene ahora

”No queríamos atraer la atención. No queríamos todo este alboroto”, concluyó Mohammed.

De acuerdo con The Washington Post, para hacerle frente al escándalo, el muchacho ahora cuenta con un abogado y 5WPR, una agencia de relaciones públicas, que entre sus clientes incluye a la actriz Pamela Anderson y el rapero Snoop Dogg.

Ronn Torossian, presidente de 5WPR, define cuál será el argumento para contener acciones contra el joven.

”Se trata de un adolescente que está aturdido por toda la atención que está recibiendo y lamenta cualquier daño que haya podido ocasionar. Pero estemos claros: no engañó a nadie, no robó nada. Solo es un muchacho que llevó una historia demasiado lejos”, concluyó Torossian.

Fuente: BBC Mundo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here