Los yihadistas del Estado Islámico, que desde 2013 controlan Raqqa, profundizaron la sharia (ley islámica) introduciendo una serie de nuevas leyes en esa ciudad siria entre las que se incluyen la prohibición de escuchar música y llevar pantalones ajustados.

Bajo esta normativa, los hombres que lleven jeans ajustados serán encarcelados diez días, durante los cuales recibirán un ”curso islámico”, según informó el portal de noticias Al Arabiya y reprodujo la agencia de noticias Europa Press.

LEÉR MÁS  Masacre en una mezquita en Egipto: murieron al menos 155 personas en un atentado terrorista

”La libertad de expresión se convirtió en un delito, por lo que no podés oponerte”

Jassem, un ciudadano de esa localidad, aseguró que las condenas se realizan de forma pública, por lo que se recurre al ”principio de intimidación”. ”La libertad de expresión se convirtió en un delito, por lo que no podés oponerte”, afirmó.

LEÉR MÁS  Irak arremete contra el EI en la frontera con Siria

”Si te oponés, te arrestan bajo los cargos de violación de la ley de Alá, aunque ellos están lejos de esa ley”, se quejó Jassem, quien explicó que otras de estas leyes prohíben escuchar música, fumar, o llegar tarde a las oraciones.

Raqqa es oficialmente la capital de la provincia del mismo nombre, pero desde marzo de 2013 fue tomada por islamistas del Estado Islámico de Irak y el Levante, reconvertido luego en Estado Islámico.

LEÉR MÁS  Estuvo preso 39 años y era inocente

Estos fundamentalistas declararon el 29 de junio de 2014 un califato universal con Raqqa como su capital, al tiempo que proclamaron califa a su lider Abu Bakr al Baghdadi.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here