El funcionario expresó su solidaridad con los periodistas chilenos en La Paz acusados por el presidente Evo Morales de ”agentes de inteligencia” y agregó que ”esta retórica agresiva es inconducente”.

”Yo primero quiero expresarle la solidaridad de la delegación de Chile, del gobierno de Chile a los periodistas que fueron aludidos de esa manera, porque sabemos que en Chile hay libertad de prensa, libertad de información, y que los que van a Bolivia o los que cubren el caso en Chile son profesionales”, señaló el canciller, citado por el diario santiaguino La Tercera.

Añadió el ministro que ”elevar los decibeles y tener esta retórica agresiva es inconducente, y lamento que estemos en ese punto porque aquí se trata simplemente de alegatos jurídicos para defender, en nuestro caso, un tratado que zanjó el tema de la soberanía y que ha gobernado la relación entre los dos países durante 110 años”.

Por su parte, el presidente boliviano cuestionó hoy una persecución de periodistas chilenos en La Paz que lo abordaron intempestivamente a las puertas del palacio de gobierno intentando obtener una declaración a propósito de los alegatos que presentarán Bolivia y Chile en la CIJ de La Haya.

”Lamentablemente al salir del Palacio algunos periodistas chilenos casi me golpean con sus micrófonos los labios, en la puerta del palacio esta mañana, parecen que no son periodistas de la prensa creo que es inteligencia chilena, espero no equivocarme”, protestó Morales.

A su juicio, todos los periodistas son bienvenidos pero les pidió ”un poco de comportamiento, a la altura de cualquier periodista profesional”.

Previamente, el presidente Morales afirmó que desconocer la competencia de la (CIJ de La Haya ”es desconocer el derecho internacional” en claro rechazo a la postura de Chile, que precisamente objeta la competencia de ese tribunal de las Naciones Unidas.

”Desconocer competencia de un organismo internacional creado por la humanidad, como las Naciones Unidas, es desconocer el derecho internacional. Cuestionar la competencia de la Corte Internacional de Justicia es desconocer la vivencia en paz y con justicia social, resolviendo las controversias”, remarcó Morales en un acto que se realizó en la Academia de Policías donde entregó sables a los nuevos generales de esa entidad.

Afirmó que la demanda boliviana se basa ”fundamentalmente” en los compromiso incumplidos por los gobiernos chilenos, en distintas épocas, en los más de cien años que Bolivia reclama una salida soberana al mar.

El gobierno de Santiago, junto con rechazar la acción jurídica iniciada por Morales en 2013, que su canciller Heraldo Muñoz calificó de ”muy osada” y ”sin sustento jurídico”, impugnó en julio del año pasado la competencia de la CIJ en este caso, tras argumentar que nadie puede obligar a un país a ceder soberanía.

Chile sostiene que el tratado suscrito con Bolivia en 1904 fijó los límites definitivos entre ambas naciones, luego de la guerra (1879-1883) que los enfrentó y tras la cual La Paz, perdió 120.000 kilómetros cuadrados de su territorio, principalmente rico en minerales y sus 400 kilómetros de costas, por lo que se quedó sin acceso soberano al mar.

Los alegatos orales los iniciará Chile el lunes 4 de mayo, seguirá luego la respuesta de Bolivia, el miércoles 6, y luego habrá dos turnos más el 7 y 8 para cada una de las partes, respectivamente, en el este juicio previo al tema de fondo sobre la negociación por el mar, que deberá decidir la CIJ, respecto a si es competente o no en la cuestión.

El fallo de la Corte Internacional de Justicia sobre las audiencias del 4 al 8 de mayo recién se conocerá en los próximos meses.
”La sentencia será definitiva, vinculante para las partes e inapelable. Como mucho, podría ser objeto de interpretación o revisión. Si algún juez desea hacerlo, deberá adjuntar una opinión al fallo”, según informó la CIJ.

De los alegatos también participará una representación de Perú, país que perdió en la guerra de 1879 gran parte del sur de su territorio a manos de los ejércitos de Chile.

Santiago acusa a su vecino que con esta demanda intenta colocar en entredicho el tratado de 1904.

Según Chile, empezar a revisar las fronteras establecidas abriría conflictos en todo el mundo.

Sin embargo, el vocero internacional de la demanda boliviana, el ex presidente Carlos Mesa, insistió en que el reclamo de su país no observa ni pide cambios del tratado.

A su juicio, la estrategia de Chile es la de hacer aparecer a Bolivia como que ”disfraza en su demanda la intención real, que es la de cuestionar el Tratado de 1904”.

”Lo que hizo Chile fueron actos unilaterales como Estado entre 1920 y 1983, compromiso hecho por presidentes, cancilleres y embajadores de Chile, a través de cartas, notas oficiales y memorandos”, apuntó.

Agregó que esos compromisos formales fueron hechos al margen del tratado de 1904, y no fueron cumplidos.
Telam

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here