”EE.UU. ha estado tan ocupado intentando imponer nuevas sanciones contra Rusia y reflexionando en suministrar armas a Ucrania, que no ha pensado en su influencia política en las relaciones de Rusia y China”, expone un artículo del portal The Conversation.

Según datos del Fondo Monetario Internacional, la economía de China supera a la de EE.UU., si se toma en cuenta la paridad del poder adquisitivo, informa el medio. Pekín está desarrollando sus capacidades militares, quiere convertirse en la fuerza dominante en la región y Rusia le está ayudando. Los autores explican la lógica del acercamiento entre los países: China necesita recursos y Rusia los tiene. Rusia necesita mercados e inversión extranjera y China está dispuesta a ofrecerlos.

The Conversation considera que si Occidente no cambia su política hostil respecto a Rusia, China muy pronto será capaz de enfrentar EE.UU., lo que refleja que Washington ha cometido un error geopolítico, provocando el acercamiento de los países.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here