”El jueves 9 de enero funcionarios de EE.UU. y de Cuba se reunirán en La Habana para discutir la puesta en práctica de los acuerdos de migración de EE.UU. y Cuba de 1994 y 1995”, informó a través de un comunicado una funcionaria estadounidense que solicitó el anonimato.

La funcionaria recordó que se trata de la segunda vez desde enero de 2011 que se celebran estas conversaciones y aseguró que ”bajo los acuerdos, ambos Gobiernos prometen fomentar una migración segura, legal y ordenada entre Cuba y EE.UU.”. Sin embargo, destacó que este diálogo ”no representa un cambio en la política de EE.UU. respecto a Cuba”.

LEÉR MÁS  Rajoy, dispuesto a todo para impedir que Puigdemont sea investido en Cataluña

EE.UU. y Cuba rompieron sus relaciones diplomáticas en 1961, pero en 1977 abrieron oficinas en La Habana y Washington respectivamente. Hubo intentos de reanudar los diálogos, pero las relaciones entre ambos países se volvieron a recrudecer tras la detención en 2009 del contratista estadounidense Alan Gross.

El norteamericano, de 61 años, fue arrestado cuando distribuía equipos de comunicación por satélite, de uso restringido en Cuba, mientras trabajaba para un contratista del Gobierno estadounidense dentro de un programa que, según Washington, tenía como objetivo fomentar la democracia en la nación caribeña. Sin embargo, para La Habana era una muestra más de las intenciones de EE.UU. de seguir inmiscuyéndose en sus asuntos internos y de reforzar su política de presión para propiciar cambios.

LEÉR MÁS  52 muertos causó el incendio de un micro en Kazajistán

RT

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here