Corea del Norte dio un nuevo paso delante en su política belicosa hoy (viernes 5) al anunciar que aprobó el proyecto de operaciones militares contra Estados Unidos, que incluye posibles ataques nucleares, con la consiguiente inquietud de la comunidad internacional.

Corea del Norte acercó un misil de prueba a sus costas, y amenazó nuevamente a Estados Unidos, en momentos en que el Pentágono anunciaba un próximo despliegue de una batería antimisiles en la isla de Guam, en el Pacífico.

El ministro de Defensa surcoreano, Kim Kwan-Jin, afirmó que el misil podría llegar hasta una ”distancia considerable”, pero no hasta América del Norte.

”Puede estar destinado a realizar pruebas de disparo o entrenamientos militares”, declaró a parlamentarios.

El Estado Mayor del ejército norcoreano dijo que informaba oficialmente a Washington de que los estadounidenses serán ”aplastados” utilizando ”medios nucleares”, según un comunicado citado por la agencia oficial norcoreana ”KCNA”.

”La operación sin compasión” de las fuerzas norcoreanas ”ha sido definitivamente examinada y ratificada”, precisó el ejército y añadió que una guerra en la península coreana podría estallar ”hoy o mañana”.

”Estados Unidos debería reflexionar sobre la grave situación actual”, añadió, considerando que los vuelos de bombarderos B-52 y B-2 estadounidenses sobre Corea del Sur eran la causa de la agravación de la crisis.

El gobierno de Estados Unidos está adoptando ”todas las precauciones necesarias” para afrontar la escalada de amenazas de Corea del Norte, dijo el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney.

”Lo que estamos viendo ahora es un patrón familiar de comportamiento… lamentable pero familiar”, señaló Carney a bordo del avión Air Force One en el viaje de retorno del presidente Barack Obama a la capital desde California.

A pesar del exitoso disparo de un misil en diciembre, los expertos no consideran que en este momento Corea del Norte tenga capacidad para atacar directamente al territorio estadounidense. Sin embargo, Pyongyang amenazó con atacar a Guam y Hawai, y está en condiciones de alcanzar Corea del Sur y Japón, donde se encuentran 28.500 y 50.000 soldados estadounidenses respectivamente.

La agencia surcoreana Yonhap y el diario japonés Asahi Shimbun indicaron que Corea del Norte parecía haber instalado en sus costas orientales una batería de misiles Musudan de alcance medio (3.000 km).

Según fuentes de inteligencia militar citadas por Yonhap, Corea del Norte podría lanzar un misil el 15 de abril, aniversario del nacimiento del fundador del régimen comunista, Kim Il-Sung, que falleció en 1994.

Las autoridades norcoreanas, furiosas por las sanciones de la ONU después de su prueba nuclear de febrero, amenazaron a Estados Unidos con un ataque nuclear preventivo, mientras las tensiones militares en la Península Coreana registraban una escalada, llegando a un nivel de tensión sin precedentes en los últimos años.

Fuente: GacetaMercantil

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here