EE.UU. enviará cerca de 1.000 soldados a Polonia en abril para ”contribuir a fortalecer la postura de disuasión y defensa de la OTAN”, según un comunicado de las Fuerzas Armadas de EE.UU. en Europa. Luego de concluir ejercicios militares en Vilseck, Alemania, el batallón, que incluye a otras 350 unidades de países contribuyentes, será enviado a la ciudad de Orzysz, en el noreste de Polonia, cerca de la frontera con la provincia rusa de Kaliningrado.
El ministro de Defensa de Polonia había dicho que se prevé el despliegue de casi 7.000 efectivos de la OTAN en Polonia. A principios de febrero, unos 160 soldados estadounidenses y letones marcharon por varias ciudades cercanas a la frontera de Letonia con Rusia en el marco de los simulacros realizados por la OTAN en el mar Báltico.
La llegada de equipos y personal militar estadounidense a Europa es otro paso en la Operación Atlantic Resolve, una iniciativa de gran envergadura emprendida por EE.UU. en abril de 2014 y considerada hasta ahora el mayor esfuerzo para concentrar tropas militares en Europa desde el final de la Guerra Fría.
¿Amenaza rusa?
El reforzamiento con tropas en estos países responde a lo que la Alianza ha definido como ”amenaza rusa”. Sin embargo, Rusia ha asegurado en repetidas ocasiones que no se plantea atacar a nadie. ”Eso es ridículo, absurdo e impensable”, indicó el presidente del país, Vladímir Putin. El mandatario afirmó que la OTAN está constantemente ”provocando” a Rusia y tratando de ”atraernos hacia una confrontación”.
El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, destacó que Rusia percibe como una ”amenaza” a sus intereses y seguridad este despliegue de tanques y vehículos blindados estadounidenses en Polonia. ”Cualquier país interpretaría negativamente el aumento de presencia militar extranjera en sus fronteras”, recordó Peskov.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here