El creciente poderío naval de Rusia podría ”poner en peligro” las capacidades operacionales de EE.UU. y sus aliados, por lo que es necesario cambiar la estrategia marítima de la OTAN, declaró recientemente el jefe de la Marina estadounidense, el almirante John Richardson.

Richardson explicó que en este contexto la OTAN y la Unión Europea deben intensificar su coordinación que a veces se frena debido a ”diferencias políticas”.
”Un intento de demostrar que aún controlan algo”

El reconocido experto naval y presidente del movimiento ruso de apoyo a la flota, el capitán de navío Mijaíl Nenáshev destaca que la intención de EE.UU. de aumentar su presencia en el mar Negro y el Mediterráneo está relacionada con los procesos geopolíticos mundiales.

”EE.UU. siente que está siendo marginado de la agenda global”, explica el experto, según publica ‘Vzglyad’.

LEÉR MÁS  Alumno atacó con un hacha y bombas molotov a sus compañeros

”Por el momento, todo lo que pasa en el mundo, en su mayoría procesos negativos y destructivos, sigue ocurriendo según el guión de EE.UU.”, opina el analista pero enfatiza que ”la palabra clave aquí es ‘por el momento”’.

Washington ”crea puntos de tensión y conflictos geopolíticos” porque cree que de esta manera consigue controlar la situación, y la intención de consolidarse en los mares europeos se debe a un intento de demostrar que aún puede hacer algo en la arena mundial, argumenta Nenáshev.

    EE.UU. siente que está siendo marginado de la agenda global

Rusia lleva a cabo una ”lucha decisiva contra el terrorismo internacional y fortalece sus relaciones estratégicas con la India y China”, repasa el analista, agregando que ”es normal que EE.UU. se sienta incómodo en esas condiciones”.

El experto pronostica que ahora la actitud de EE.UU. se volverá más agresiva, aunque considera que ”muchas de las acciones estadounidenses, francamente, parecen ridículas”.

LEÉR MÁS  Se salvaron de morir ahogados en el mar gracias a un drone

”La Armada de Estados Unidos es, sin duda, la base de sus ‘brazos largos’, pero el siglo XXI es el siglo de la decadencia de la influencia de EE.UU. en el mundo”, resume el experto.
”Una idea cara”

A su vez, el redactor de la revista ‘Arsenal Otéchestva’ (‘Arsenal de la patria’) Víktor Murajovski, considera que es posible un aumento de la actividad naval estadounidense en estas regiones pero sostiene que en comparación con el período de la Guerra Fría, la presencia militar de EE.UU. en el mar Mediterráneo se ha reducido significativamente.

    La Armada de Estados Unidos es, sin duda, la base de sus ‘brazos largos’, pero el siglo XXI es el siglo de la decadencia de la influencia de EE.UU. en el mundo

LEÉR MÁS  Un bebe muerto y 17 heridos por el atropello de un conductor en Copacabana

”Cabe recordar que en aquellos años fue desplegada allí de forma permanente la Sexta Flota, que incluía al menos un grupo de portaviones. Después, la estrategia de EE.UU., incluida la naval, cambió”, detalla el experto, añadiendo que en su doctrina militar nacional, aprobada el año pasado, EE.UU. indica que el principal enfoque ahora es la región de Asia-Pacífico.

Además, desde el punto de vista de Murajovski, Washington no puede recuperar su presencia en el Mediterráneo por razones puramente financieras.

”Teniendo en cuenta que en términos reales el presupuesto militar de EE.UU. para el próximo año se reduce, no creo que estén dispuestos a esos grandes gastos adicionales”, concluye el analista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here