Lenin Moreno, el candidato oficialista de Alianza País, logró imponerse en las elecciones presidenciales de Ecuador, pero aún resulta incierto si logrará alcanzar el número clave del 40% de los sufragios y diez puntos de diferencia con el segundo más votado para evitar el ballottage el próximo 2 de abril, frente al aspirante derechista Guillermo Lasso, del movimiento Creo.
Según indica el diario La Nación, Moreno obtiene hasta el momento un 38,9% de los sufragios válidos y Lasso, ex banquero conservador, un 28,5% tras el conteo de 81,4% de las actas electorales.
No obstante, el presidente del Consejo Nacional Electoral (CNE), Juan Pablo Pozo, señaló con anterioridad que estos resultados implican “que tengamos que esperar al 100% del escrutinio” para confirmar la tendencia.
Luego de recibir los primeros resultados a boca de urna desde el Hotel Quito, Moreno definió su victoria como “justa”.
“Hemos ganado las elecciones justamente, este triunfo ratifica que esta revolución no la para nada, ni nadie. Se debe ganar y perder con dignidad, esperamos esa reacción del candidato perdedor”, expresó durante la intervención ante sus simpatizantes.
El propio Correa, que por la Constitución estaba impedido de presentarse a un nuevo mandato, abrazó luego a Moreno en el escenario del Hotel Quito, a lo que el triunfador de los comicios respondió: “Rafael se va a descansar con un 65% de aprobación de todos los ecuatorianos. Gracias Rafael”.
El fundador de la Revolución Ciudadana precisamente había dicho que no buscaría la reelección y que se iría a vivir a Europa al entregar el mando el próximo 24 de mayo “para que los ecuatorianos descansen de mi y yo descanse del país”.
Moreno, de 63 años, que ya fue vicepresidente de Correa entre 2007 y 2013, perdió la movilidad de las piernas en 1998, como consecuencia de un asalto.
Carlos Córdoba, director de Cedatos, una de las principales encuestadoras del país, se basó en sus resultados, que auguraban una segunda vuelta para afirmar.
“Alrededor de un 60% de los ecuatorianos votó por la oposición. Es como si esta elección hubiera sido una especie de elección primaria de la oposición. Y ahora quedó definido quién será el candidato elegido para la segunda vuelta”.
En total, más de 12 millones de ecuatorianos estuvieron habilitados para elegir en las urnas al sucesor de Correa, a 137 diputados a la Asamblea Nacional (parlamento) y a cinco representantes al Parlamento Andino.
LEÉR MÁS  La ultraderecha francesa denuncia una operación política en su contra

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here