Podría tratarse no solo del caso más atroz de maltrato infantil de la nación, sino también de uno de los peores relatos de incesto jamás conocidos, subraya el portal de noticias australiano News.

El oscuro secreto de la familia Colt, seudónimo otorgado por las autoridades judiciales para proteger la identidad de los menores, fue descubierto hace un año. Sin embargo, sale ahora a la luz pública después de que el juzgado de menores del estado australiano de Nueva Gales del Sur tomara la inusual medida de publicar la sentencia de las medidas adoptadas para retirar a los niños de la custodia de sus familiares.

LEÉR MÁS  Un bebe muerto y 17 heridos por el atropello de un conductor en Copacabana

Los miembros de la familia Colt llevan cuatro generaciones manteniendo relaciones sexuales entre sí. Descienden de tatarabuelos que eran hermanos y durante años, hermanos y hermanas, tíos y sobrinos y padres e hijas han perpetuado la tradición de mantener relaciones sexuales. Asimismo, han emigrado de un estado australiano a otro, presuntamente para evitar que se descubran estas prácticas, indica la página web.

Consternación ante un caso que pasó desapercibido

Todo sucedió en las colinas de una tranquila zona rural cerca de una comunidad agrícola enclavada en un valle al suroeste de Sídney y pasó desapercibido para los 2.000 habitantes de la región del estado de Nueva Gales del Sur.

LEÉR MÁS  Alumno atacó con un hacha y bombas molotov a sus compañeros

El caso se descubrió cuando las autoridades fueron alertadas de que un grupo de niños no asistía a la escuela y vivían en las colinas.

Los agentes de la Policía y trabajadores sociales se desplazaron al lugar para averiguar de quién se trataba y el hallazgo fue sorprendente. Encontraron a unos 40 adultos y niños que vivían en caravanas, casetas y tiendas de campaña. En el lugar no había inodoros, duchas, baños, ni agua corriente y estaba lleno de comida podrida.

Deplorable estado físico y psíquico de los pequeños

Los niños apenas se atrevieron a establecer contacto visual con los visitantes. Casi todos tenían problemas de salud, incluyendo infecciones en los pies provocadas por hongos y enfermedades bucales. Además, el habla de la mayoría de ellos era ininteligible y apenas podían leer o contar.

LEÉR MÁS  Se salvaron de morir ahogados en el mar gracias a un drone

Las pruebas científicas revelaron más adelante que las malformaciones que presentaban eran el resultado de la homocigosis, es decir, de patrones de genes idénticos por parte de los progenitores.

Algunos de los niños se encuentran actualmente con familias de acogida, mientras que otros asisten a programas de tratamiento psicológicos y aún mantienen algún tipo de contacto con sus padres y hermanos.

RT

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here