El principal sospechoso del brutal asesinato a un soldado británico en Londres había sido detenido en Kenia en 2010, acusado de haber intentado unirse a los insurgentes islamistas Shebab en Somalia, informó hoy la prensa británica.

Michael Adebolajo, de 28 años, que reivindicó el asesinato frente a la cámara de un testigo poco después de acuchillar a un soldado en pleno día, fue detenido junto a otros seis hombres en noviembre de 2010 en la isla keniata de Pate, según el diario The Independent.

Pate está ubicada a unos 60 kilómetros de Somalia, una zona de operaciones de los insurgentes shebab, afiliados a la red Al Qaeda. Adebolajo permaneció detenido varios días en Kenia antes de ser enviado a Gran Bretaña, asegura la prensa británica.

Por otra parte, Michael Adebowale, de 22 años, el otro sospechoso presente en el lugar del asesinato, en el barrio de Woolwich, fue detenido en Londres ”hace dos meses, tras quejas de comerciantes acerca de un grupo de musulmanes”, afirmó el Sunday Telegraph.

El miércoles pasado, dos hombres asesinaron en una calle del sureste de Londres a un soldado vestido de civil, al que apuñalaron varias veces con cuchillos de cocina y un hacha de carnicero, mientras reivindicaban el crimen en nombre de Alá. Estas nuevas revelaciones de la prensa aumentan todavía más la presión sobre los servicios británicos de inteligencia y la policía británica.

El primer ministro británico David Cameron, actualmente de vacaciones, prometió el jueves abrir una investigación para determinar si se cometieron errores. Los dos principales sospechosos permanecen bajo custodia policial en dos hospitales diferentes de Londres, donde ingresaron tras resultar heridos por disparos de los agentes, si bien su condición es estable.

NUEVO DETENIDO

Un hombre de 22 años fue arrestado hoy en el norte de Londres por agentes antiterroristas por su supuesta implicación en el reciente asesinato del soldado británico Lee Rigby en Londres, confirmó Scotland Yard.

En un comunicado, la Policía Metropolitana señaló que esta nueva detención se efectuó en el barrio de Highbury Grove, en el norte de la capital, por agentes de la unidad antiterrorismo apoyados por policías armados.

Con él son seis las personas actualmente detenidas (tres ya fueron liberadas) presuntamente implicadas en un caso que ha generado temor a posibles divisiones entre las comunidades, después de que ayer la policía arrestara a tres hombres de 21, 24 y 28 años. La nueva detención se efectuó en base a la sospecha de conspiración para asesinar al militar de 25 años.

El hombre fue detenido y trasladado a una comisaría del sur de Londres, ”donde permanece bajo custodia”, según el cuerpo policial. Mientras tanto, un hombre de 29 años detenido el pasado jueves bajo la sospecha de conspirar para asesinar, fue puesto en libertad condicional y tendrá que comparecer otra vez ante los jueces a la espera de más investigaciones. Dos mujeres, de 29 y 31 años, también detenidas ese mismo día como sospechosas de conspirar para asesinar, fueron liberadas sin cargos el pasado viernes.

Familiares del soldado asesinado visitaron hoy el lugar donde falleció y dejaron flores en el barracón militar donde tenía su cuartel general el Regimiento de Fusileros del Ejército Británico al que Rigby pertenecía.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here