En la segunda mitad del año pasado, en Europa comenzaron a extenderse los temores sobre Grecia, que provocaron el aumento de la demanda de los activos más seguros —los valores del Tesoro de EE.UU.— y por lo tanto, del dólar estadounidense, recuerda la publicación.

Según el artículo, una subida tan fuerte del dólar tiene un gran impacto en la economía mundial, porque influye en los precios de los activos de materias primas y afecta a los ingresos de exportación y de importación de las grandes empresas.

    Se puede concluir que en un futuro previsible, la economía estadounidense se ralentizará

Así, prosigue el texto, las principales empresas de EE.UU. llevan una parte esencial de su negocio en el exterior, y las exportaciones representan alrededor del 40% de sus beneficios. Por lo tanto, ”no hay nada sorprendente en el hecho de que el crecimiento del dólar ha llevado a una fuerte reducción de esta parte de su renta”, explica el portal.

LEÉR MÁS  El dramático relato de un sobreviviente del submarino Pacocha: "Nos faltaba el oxígeno, era el infierno debajo del mar"

Volviendo al tema de la confianza del mercado, el artículo destaca que la subida del dólar, que comenzó en 2014, ”viene acompañada de un comportamiento bastante banal de los expertos”, con todos los analistas hablando del crecimiento de la moneda estadounidense ”como si fuera una tendencia que nunca terminará”.

”Es aquí donde hay que buscar una trampa, porque esta tendencia probablemente terminará mucho antes de lo que espera la mayoría”, indica Vestifinance.

LEÉR MÁS  La ultraderecha francesa denuncia una operación política en su contra

Desde el punto de vista económico

Por otro lado, aunque un aumento lento y estable del dólar suele coincidir con los períodos de crecimiento de la economía de EE.UU., ”en una determinada etapa su fortalecimiento se convierte en perjudicial para los exportadores, lo que conlleva una recesión económica”, reza el artículo.

Según explica, el problema es que actualmente la economía de EE.UU. no es lo suficientemente fuerte para poder compensar los efectos negativos del crecimiento del dólar.

LEÉR MÁS  Podrían condenar a muerte al hombre que mató a 5 argentinos en Nueva York

Es más, como el dólar creció considerablemente, su impacto negativo sobre la actividad económica podría llevar a una desaceleración de la economía mayor de la que pronostican muchos expertos.

Dado el hecho de que, a lo largo de la historia, la caída de las exportaciones siempre ha dado lugar a una grave recesión, ”se puede concluir que en un futuro previsible, la economía estadounidense se ralentizará”, asevera el texto.

Esta hipótesis se ve confirmada por la actual tasa de crecimiento de tan sólo un 2%, lo que indica la incapacidad de la economía estadounidense para resistir cualquier choque, incluido el crecimiento del dólar, concluye.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here