El Brent, patrón de referencia en el mundo de petróleo, pronto podría verse desafiado por un nuevo contrato chino a futuro de petróleo que puede ser presentado el próximo mes, escribe el columnista de ‘The Telegraph’, Andrew Critchlow. China, que sigue siendo la segunda economía más grande del planeta, busca el modo de ejercer un mayor control sobre el precio de su principal fuente de energía, opina el periodista.

LEÉR MÁS  La ultraderecha francesa denuncia una operación política en su contra

Se espera que los chinos pongan en marcha su propio contrato mundial de crudo el próximo mes. A diferencia del Brent y el WTI (West Texas Intermediate), el nuevo contrato fijará su precio en yuanes chinos en lugar de en dólares estadounidenses.

El lanzamiento del contrato chino es también un reflejo de la creciente influencia de Pekín sobre la energía y las materias primas en los mercados mundiales. No en vano, China se ha convertido en el segundo mayor consumidor de petróleo después de EE.UU. y está reduciendo rápidamente la brecha.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here