presencia de unos 900 delegados, el Congreso comenzó a pasadas las 20 para esperar a Rousseff, una de las principales oradoras del evento que, aunque amagó con participar del mismo sólo en el cierre, finalmente adelantó su viaje desde Bruselas, donde participaba de la Cumbre Celac -Unión Europea.

La presidenta y su padrino político fueron los dos oradores principales del encuentro y repasaron los avances sociales conquistados por el PT durante los últimos 12 años de gobierno y garantizaron su permanencia a pesar del ajuste implantado por el Ejecutivo para equilibrar las maltrechas cuentas públicas.

También subrayaron que el partido está ”vivo” pero ”herido” sin escapar a las denuncias de corrupción que salpicaron al movimiento a partir del caso Petrobras.

El tema que más desencuentros internos generó fue el ajuste fiscal, uno de los ejes más ásperos que debate el Congreso, que terminará este sábado con la divulgación de la ”Carta de Salvador”.
Militantes y delegados cuestionan la política de ajuste puesta en marcha por Rousseff y por su ministro de Economía, Joaquim Levy.

”Es un suicidio seguir con esta política”, denunció en su discurso uno de los directores del PT, Markus Sokol.

LEÉR MÁS  El momento en el que explota una bomba y mata a 150 personas

”El ajuste es lo que más debate suscita”, dijo a Télam el dirigente del Frente para la Victoria (FpV), Oscar Laborde, quien participa del Congreso como invitado internacional en su rol de Coordinador del Foro de San Pablo en Argentina.

”Los delegados coinciden en que la derecha busca perjudicar y que el sector de aliados no está colaborando pero en lo que no todos están de acuerdo es en cómo se sale de la crisis”, explicó.

Laborde, quién también es el Coordinador del Consejo Consultivo de la Sociedad Civil de Cancilleria, indicó que la presencia argentina en el Congreso se debe a la importancia que le da la región a ”la permanencia de un gobierno de partido popular en Brasil”.

El clima que predominó en el quinto congreso efectuado en los 35 años de vida del partido, fue el del respaldo a sus líderes pero a la vez, el de una disconformidad por el rumbo económico, como se vio cuando casi a la medianoche tomó la palabra Rousseff y logró un silencio absoluto en el recinto al mencionar que los recortes y los aumentos de impuestos son ”acciones tácticas” para superar la crisis.

LEÉR MÁS  Desde el Vaticano aseguran que se puede ser virgen pese a haber tenido sexo

”El PT es un partido preparado para entender que muchas veces las circunstancias imponen un movimiento táctico”, enfatizó la mandataria. ”Sé que el PT está comprometido con el gobierno. Este gobierno no puede prescindir del apoyo del PT”, agregó.

”Vamos a preservar los derechos de los más pobres y los que necesitan la protección del Estado. Serán preservados sin mayor perjuicio todos los programas sociales”, aclaró Rousseff, en línea con el discurso pronunciado durante su investidura para el segundo mandato, celebrada el pasado 1 de enero.

Previamente, Lula reconoció que el país ”tiene problemas”, aunque precisó que ”nadie está más preocupado con eso que los trabajadores, nuestro partido y nuestra presidenta”.

Lula pidió al PT y a Rousseff que ”escuchen el recado de los trabajadores” porque ”tenemos que avanzar corrigiendo nuestros errores, cambiando lo que es necesario y hablando con el pueblo más humilde”, señaló.

Por otro lado, el líder petista denunció que el PT, afectado por el escándalo de corrupción en Petrobras, está ”enfrentando la campaña de difamación más grande que un partido político sufrió en este país”.

LEÉR MÁS  Murió una bebé porque sus padres prefirieron rezar en vez de llevarla al médico

”Como ya hicieron en el pasado, quieren acabar con nosotros. Para eso, vale todo, inclusive criminalizar al PT, quién sabe a toda la izquierda y a los movimientos sociales, para al final acabar con el registro de nuestro partido”, sostuvo.

En esa línea, participantes del congreso reconocieron estar buscando una estrategia para frenar lo que definen como una campaña de sectores conservadores para sacar al PT del poder. ”No podemos seguir pasivos, con la cabeza baja, mientras nuestros enemigos convierten los rumores en noticia, las sospechas en denuncia y las calumnias en verdad”, expresó un dirigente.

El quinto congreso del PT durante tres días los delegados debatirán la actualización del proyecto partidario y la renovación del modelo de organización. Uno de los asuntos que había trascendido que se debatiría y que se descartó fue el de la postulación de Lula a la presidencia 2018, lo que hubiera significado exponerlo anticipadamente.
Telam

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here