¿Cómo termina esto? Trump lleva a Estados Unidos a una crisis inédita con México

Sólo seis días como presidente de Estados Unidos le bastaron a Donald Trump para desatar una crisis sin precedente en el último medio siglo con México, su aliado comercial y político más importante hasta ahora en la región, y sumió en la confusión a buena parte del Partido Republicano y de la diplomacia regional.
Nadie en esta ciudad sabía anoche qué otras derivaciones tendrá este conflicto sin igual en la historia reciente. Luego de que Trump habilitara anteayer la construcción del muro, su par mexicano, Enrique Peña Nieto, bajo una enorme presión interna, canceló ayer su encuentro del martes próximo en Washington.
El mandatario norteamericano dijo, después, que la cancelación había sido una decisión común y la Casa Blanca afirmó su intención de cobrar un fuerte arancel a todas las importaciones que lleguen del vecino país, si éste no paga la construcción de la valla fronteriza.
El vocero de la Casa Blanca, Sean Spicer, habló de hasta un 20% de impuesto, pero luego pareció dar marcha atrás. “Estoy preocupado. Esto puede terminar en una guerra comercial en perjuicio de los trabajadores norteamericanos, que reciben millones de dólares a cambio de sus exportaciones a México”, advirtió el demócrata con mayor rango en el Comité de Relaciones Exteriores del Senado, Bob Menendez.
Según indica el diario La Nación, lo que hasta ahora fue uno de los procesos de integración más intensos en la geografía regional entró anoche en una fase desconocida.
Al grito de “Estados Unidos primero”, 20 años de curso político parecían dar vuelta de página rumbo a lo incierto. Para Trump la cuestión se expresa de modo simple. O México paga los cerca de 15.000 millones de dólares que se estima que costará el controvertido muro -cuya construcción anunció anteayer- o se acaba el modelo de integración en todos los frentes que ambos países mantienen desde hace 20 años.
Sumamente incómodo, Peña Nieto optó por la única salida que encontró y anunció lo que no quería hacer: dejó sin efecto su visita a la Casa Blanca.
La escalada subió tan fuerte y tan rápido que el mexicano adoptó ese curso cuando ya casi no tenía espacio para maniobrar domésticamente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here