Hace un año que Rusia emprendió su operativo antiterrorista en Siria, algo que EE.UU. no vio con buenos ojos. De hecho, el presidente estadounidense, Barack Obama, predijo entonces que Moscú ”se quedaría atrapada en el pantano” de Siria y que el operativo no tendría éxito.
Sin embargo, el pronóstico de Obama no solo no se ha cumplido, sino que Rusia ”está ganando en Oriente Medio” y su presidente, Vladímir Putin, ha logrado superar tácticamente a su homólogo estadounidense, escribe el diario canadiense ‘The National Post’.
Rusia no solo no se ha quedado atrapada en Siria, sino que logró muchos resultados aplicando una fuerza limitada, cambió el rumbo de la guerra civil en Siria y se estableció allí como un ”árbitro indispensable”. Y este mismo mes, pese al pesimismo expresado por Obama hace un año, Rusia y EE.UU. han acordado juntos un plan de tregua para Siria entre el 12 y el 18 de septiembre.
Según uno de los acuerdos entre ambos países, en caso de perdurar el alto el fuego, Moscú y Washington aunarían esfuerzos para combatir al Estado Islámico y al Frente Al-Nusra. Y eso, pese a que Al Nusra comparte algunas posiciones militares de varios grupos armados rebeldes que apoya EE.UU., recuerda el diario.
Los objetivos de Putin
Sobre este telón de fondo, Obama ”se ve débil” y EE.UU. se ve forzado a responder a las acciones de Rusia en Oriente Medio, sostiene la publicación. En cambio, Putin no solo fortaleció sus posiciones en Siria, sino también en Irán, superó las tensiones con Turquía, y ofreció albergar las negociaciones de paz entre Israel y Palestina.
En este sentido, su objetivo pasa por dotar a su país de un papel más importante en Oriente Medio, actuando Rusia ante la amenaza del islam radical que surge de la descomposición del orden en esta región, estima la publicación.
”Para Moscú, EE.UU. está creando un lío total en Oriente Medio, empezando con la invasión de Irak, luego la de Libia y después con el empujón al expresidente de Egipto, Hosni Mubarak”, comenta al diario Jeffrey Mankoff, experto del Centro para Estudios Estratégicos e Internacionales en Washington.
EE.UU. busca agravar el caos a ojos de Rusia
”Desde el punto de vista ruso, lo que busca EE.UU. es siempre agravar el caos y capacitar a las fuerzas de los yihadistas radicales”, explica. ”En este sentido, para Putin el presidente sirio Bashar Al Assad funciona como contención del extremismo islamista”, opina el experto.
Sin embargo, por otro lado, con sus acciones Putin quiere prevenir más cambios de régimen en la región y preservar el estatus quo, sostiene la publicación.
LEÉR MÁS  Crítica de la Iglesia a los medios argentinos por la cobertura de la visita del Papa a Chile

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here