Una de las plagas de Egipto ha llegado a Antananarivo, que se suma al temor de una escasez de alimentos y el consecuente peligro para la salud de los ciudadanos del país, informa ‘The Telegraph’.

Madagascar, que se encuentra en la ruta de migración anual de las langostas, está sufriendo la plaga por tercer año consecutivo. Las nuevas hordas fueron llevadas a la capital por una ola de calor que azotó la región central del país.

En 2012 el Gobierno de Madagascar declaró el estado de emergencia nacional y permitió que la Organización para la Agricultura y la Alimentación de las Naciones Unidas (FAO, por sus siglas en inglés) lanzara una campaña de pesticidas. Más de un millón de hectáreas de tierras de cultivo han sido tratadas con pesticidas, pero hasta la fecha los acrídidos se siguen multiplicando y acabando de paso con los campos de cultivo y provocando el riesgo de hambruna en el país. De acuerdo con los expertos de FAO, unos 13 millones de personas podrían verse amenazadas por la invasión.   

 Mientras tanto en Antananarivo, las langostas se convierten en alimento para algunos de sus habitantes. Los ciudadanos capturan los insectos para comérselos, a pesar de que la mayoría de ellos están contaminados con pesticidas, situación que pone en peligro la salud de los habitantes de la capital.   
{jathumbnail off}

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here