La frenética jornada de primarias en Estados Unidos que tuvo lugar ayer en Arizona, Utah e Idaho estuvo marcada por una nueva ola de sangrientos ataques extremistas en Bruselas que conmocionaron a Europa y al mundo entero elevando los niveles de alerta. Los pre-candidatos republicano, Donald Trump, y demócrata, Hillary Clinton, ampliaron su cuenta de delegados con victorias en Arizona.

En tanto, el rival de Clinton, Bernie Sanders, se llevó la victoria en los caucus de Utah e Idaho. Y el republicano Ted Cruz se impuso en las asambleas electorales de Utah.

Los triunfos de Sanders y Cruz impidieron otra noche electoral dominada por los favoritos, pero Clinton y Trump mantienen una cómoda ventaja en cuanto al número de delegados que decidirán las nominaciones presidenciales.

Mientras los votantes llenaban los centros de votación, los aspirantes a la nominación cruzaban acusaciones sobre su política exterior, mostrando un fuerte contraste a la hora de enfrentar la amenaza del terrorismo.

LEÉR MÁS  Nueva York: explosión en una terminal de micros en Manhattan

Clinton -y los rivales de Trump en el bando republicano- cuestionaron el temperamento y la preparación del empresario para servir como comandante en jefe y condenaron sus llamados a disminuir la participación de Estados Unidos en la OTAN.

En Seattle, ante una audiencia de entusiasmados seguidores, Clinton dijo que los ataques de Bruselas eran un recordatorio de “lo mucho que hay en juego” en 2016. “Nosotros no construimos muros ni damos la espalda a nuestros aliados”, dijo. “No podemos tirar todo lo que sabemos sobre lo que funciona y lo que y empezar a torturar a la gente”. Y criticó a Trump por su respaldo a la tortura y su dura retórica contra los musulmanes. “Lo último que necesitamos -dijo- es líderes que inciten más temor”.

LEÉR MÁS  Nueva York: explosión en una terminal de micros en Manhattan

El republicano Ted Cruz atacó la inexperiencia de Trump en política exterior y declaró que Estados Unidos está en guerra con el ISIS. “No tiene los conocimientos mínimos que uno podría esperar de un empleado del Departamento de Estado, y mucho menos del comandante en jefe”, dijo a periodistas. “Hay demasiado en juego como para aprender en el puesto”.

Trump, por su parte, se refirió a Clinton como “incompetente Hillary”, mientras discutió su mandato como Secretaria de Estado. “La incompetente Hillary no sabe de lo que está hablando”, dijo el adinerado empresario en una entrevista con Fox News. “No tiene ni idea”

LEÉR MÁS  Nueva York: explosión en una terminal de micros en Manhattan

La victoria en Arizona deja a Trump con un poco más de la mitad de los delegados en juego hasta el momento, pero todavía no tiene la mayoría necesaria para lograr la nominación antes de la convención nacional del partido. En general, el empresario acumula 739 delegados, Cruz 465 y Kasich 143.

En el bando demócrata, la ventaja de Clinton es incluso más amplia que la de Trump. La semana pasaba ganó en cinco estados a Sanders, al que aventaja en más de 300 delegados. Este margen no cambia significativamente, aunque Sanders logró 57 representantes frente a los 51 de Clinton el martes. Pero incluyendo los superdelegados, Clinton supera al senador por 1.681 a 927 delegados.

Fuente: AP

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here