China abolirá los campos de trabajo, reducirá los delitos punibles con la pena capital y relajará su política de hijo único, de acuerdo con la decisión alcanzada durante la reunión del Comité Central del Partido Comunista, según informa la agencia estatal Xinhua.

Así, el Gobierno abolirá el sistema de ”reeducación a través del trabajo” en el marco de los esfuerzos para mejorar las prácticas en materia de Derechos Humanos y judiciales en el país. El sistema fue introducido en la década de los cincuenta del siglo pasado, a semejanza del sistema soviético, tras la llegada de Mao al poder en 1949. En 1957 el Congreso chino lo legalizó.

LEÉR MÁS  Trump piensa volver a enviar astronautas a la Luna y después a Marte

No se conoce una cifra exacta de personas internadas en estos campos, pero una estimación del Ministerio de Justicia de 2008 cifraba en 160.000 las personas recluidas en 350 centros. Un año después, la ONU hizo su priopia estimación: 190.000 internos.

Además, el máximo órgano del partido gobernante ha decidido que a partir de ahora las parejas puedan tener dos hijos si uno de los dos progenitores es hijo único, acabando de este modo con la política de hijo único instaurada en 1971 para limitar el rápido crecimiento de la población del país.

LEÉR MÁS  “Voy a matarlos a todos”, la reacción de una pasajera tras no poder fumar en un avión

Las parejas tendrán permiso paratener dos hijos cuando uno de los progenitores sea hijo único. Antes solo se concedía este permiso cuando ninguno de los miembros de la pareja tenía hermanos.

De acuerdo con datos del Ministerio de Sanidad citados a principios de año por el británico Financial Times, desde la introducción de la medida y en cumplimiento de la misma se han realizado 336 millones de abortos y 196 millones de esterilizaciones. En la actualidad, la población china supera los 1.300 millones.

LEÉR MÁS  En Brasil se comete un asesinato cada diez minutos

Por último, el Comité Central ha acordado la reducción, ”paso a paso”, del número de delitos que se castigan con la pena de muerte. El número de presos ejecutados se desconoce, ya que los datos al respecto son considerados secreto de Estado por el Gobierno, según Amnistía Internacional, que señala que el gigante asiático es el país que más penas de muerte lleva a cabo —en 2012 hubo, según la organización, 682 ejecuciones en 21 países y Pekín efectuó más que el resto de ellos juntos—.

Fuente: El País

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here