Durante el lanzamiento realizado en el Teatro Caupolicán, la exmandataria destacó las propuestas del fin al lucro de la educación, al sistema binominal y un cambio generalizado de la actual constitución.

Las primarias, que se realizarán el próximo 30 de junio, fueron por primera vez reglamentadas a través de una ley y será en esa fecha cuando los principales bloques políticos elegirán sus candidatos a las presidenciales del 17 de noviembre.

En su dicurso, Bachelet destacó la desigualdad en Chile, y aclaró que el pilar de su propuesta es combatirla: ”Esto no es un proyecto personal, es una tarea colectiva”, mencionó.

Con respecto a la educación explicó que hay que iniciar una reforma profunda que asegure educación pública y de calidad, que garantice el fin al lucro y que avance en la gratuidad universal.

También expresó que es necesario llevar adelante una reforma tributaria que permita contar con más recursos y que haga que los que tienen más, contribuyan más.

”Desde que recuperamos la democracia, Chile ha tenido crecimiento y progreso, pero seamos justos, hubo reformas que quedaron sin hacer. Un país necesita de cambios profundos y es por eso que he dicho que debemos construir una nueva mayoría social y política”, expresó.

LEÉR MÁS  EE.UU: Liberan a 12 hermanos encadenados y hambreados por sus padres

Uno de los cambios que mencionó como necesarios para Chile en su discurso es sobre el sistema binominal: ”Debemos comprometernos para que esta elección en Chile sea la última elección bajo el sistema binominal. Es esencial terminar con un sistema que es un freno para reformas esenciales. Pero esto no se reduce sólo al cambio electoral”.

Por último, la pre candidata insistió en que Chile ”necesita una nueva constitución, nacida en democracia y que garantice los derechos económicos y sociales de todos los chilenos”.

Unas seis mil personas, la capacidad total del recinto, colmaron las gradas del céntrico teatro de Santiago, para aclamar a la expresidenta.

En las afueras del teatro, tradicional escenario de proclamaciones políticas, conciertos y espectáculos, se instaló una pantalla gigante para que pudieran seguir el acto quienes no lograron ingresar.

Previo al inicio, se exhibió un vídeo que mostró los últimos días de Bachelet en Nueva York como directora de ONU Mujeres, su renuncia a ese organismo, su oficina vacía y su regreso a Chile.

En las primarias del 30 de junio, como representante del PS y el PPD, Bachelet buscará frente a otros tres candidatos la candidatura única de la opositora Concertación, coalición de centroizquierda que gobernó Chile entre 1990 y 2010.

LEÉR MÁS  Cayó un meteorito cerca de Detroit y provocó un temblor de 2 grados

Ese día se enfrentará a Claudio Orrego, de la Democracia Cristiana (DC), a su exministro de Hacienda, Andrés Velasco, y al senador José Antonio Gómez, del Partido Radical Socialdemócrata (PRSD).

La DC, que se propuso ganar las primarias, también hoy proclamó oficialmente a Orrego como representante, en un acto paralelo al de Bachelet celebrado en el barrio obrero de La Granja, en el área sur de la capital chilena.

Sin embargo, todo indica que la postulante del PS será finalmente la candidata de la Concertación, ya que Bachelet lidera frente a sus competidores internos que obtienen porcentajes inferiores en los sondeos.

De acuerdo a la encuesta CEP (una de las más importantes en Chile), Bachellet obtuvo un 54% de preferencias en la intención de votos, un 85% de menciones positivas respecto al político mejor evaluado para ser presidente y un 76% de apoyo a la política que genera mayor confianza para liderar un próximo gobierno.

En tanto, las primarias del oficialismo serán dirimidas entre Laurence Golborne, exministro de Obras Públicas del presidente Sebastián Piñera, respaldado por la Unión Demócrata Independiente (UDI) y Andrés Allamand, ex titular de Defensa del actual gobierno, candidato de Renovación Nacional (RN), el partido de Piñera.

LEÉR MÁS  La Unión Europea asegura que aún se puede rever el Brexit

Hay también otros candidatos a los comicios de noviembre que no estarán en las primarias, entre los que destaca Marco Enríquez-Ominami, que en 2009 protagonizó la gran sorpresa en las presidenciales de ese año, al superar el 20 % de los votos en la primera vuelta, según reportó la agencia EFE.

El alto nivel de aprobación a la ex mandataria se mantiene a pesar de los constantes intentos de parte del actual gobierno de Piñera por tratar de restarle popularidad, criticando el actuar de Bachelet frente al terremoto del 27 de febrero de 2010, la desigualdad laboral entre hombres y mujeres y la gestión en tasa del desempleo y la economía.

De acuerdo a la historia de Chile, Bachelet es la primera política chilena que logró tan altos niveles de aprobación como persona y es también la primera ex presidente chilena en terminar su gobierno con un porcentaje de respaldo ciudadano del 84%, según informo Adimark. A esto se suma el 88,5% de aprobación.Telam

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here