Aunque los policías no declararon formalmente un nuevo cese de actividades, la situación fue descripta como ”una especie de huelga blanca” por el diario Folha de Sao Paulo, que informó que ayer no había efectivos disponibles en varias sedes policiales de Salvador.

Sin embargo, tanto fuentes oficiales como sindicales aseguraron que los policías estaban trabajando normalmente.

El periódico resaltó que la cantidad de víctimas fatales de esta madrugada fue la menor desde que la PM iniciara el martes pasado la huelga, en cuyo contexto se registraron saqueos y robos de comercios, y fueron asesinadas al menos 39 personas, según datos oficiales.

De acuerdo con Folha, entre la noche del viernes y la madrugada del sábado se registraron al menos 16 homicidios y 20 robos de automóviles, lo que eleva a por lo menos 58 la cantidad de víctimas fatales relacionadas con las medidas de fuerza de la PM bahiana.

LEÉR MÁS  Venezuela libera a 59 colombianos acusados de paramilitarismo

Los uniformados se acuartelaron en la noche del viernes y amenazaron reanudar la huelga, luego de que fuera apresado su líder sindical, el exagente y actual concejal socialdemócrata Marco Prisco, informó el comandante de la fuerza, Alfredo Castro.

Prisco fue arrestado por la Policía Federal y recluido en la prisión Complejo de Papuda, en Brasilia, a pedido del Ministerio Público (fiscalía), en una causa en la que él y otras seis personas están procesados por una huelga policial realizada en 2012.

La defensa de Prisco presentó dos recursos de hábeas corpus ante el Supremo Tribunal Federal (STF, corte suprema), afirmó el abogado del sindicato policial, Fábio Brito, y agregó que esperaba la resolución para ”las próximas horas”, reportó la agencia noticiosa estatal ABR.

LEÉR MÁS  Brasil: la nueva reforma jubilatoria prevé 40 años de aportes

Brito resaltó que los policías militares bahianos ”continúan desempeñando sus actividades, incluso para no perjudicar la estrategia de defensa” de Prisco.

También la oficina de prensa de la PM de Bahía ”confirmó que los efectivos están trabajando normalmente”, indicó ABR.

Los policías militares bahianos iniciaron el martes pasado una huelga en demanda de mejoras salariales y de ”un nuevo modelo de gestión para la seguridad pública”, y la levantaron el jueves, tras una reunión de sus dirigentes sindicales con autoridades del gobierno estadal.

”Casi todas las reivindicaciones fueron atendidas” en ese encuentro, aseguró entonces Prisco.

En el ínterin, y a pedido del gobernador de Bahía, Jaques Wagner, la presidenta Dilma Rousseff ordenó el envío de al menos 6.000 efectivos del Ejército y la Fuerza Nacional de Seguridad Pública, con el objeto de restablecer el orden.

LEÉR MÁS  La ultraderecha francesa denuncia una operación política en su contra

Esas tropas llegaron el jueves, casi simultáneamente con la noticia del levantamiento de la huelga, pero Wagner advirtió que la operación federal sería mantenida ”hasta tener la certeza de que la normalidad fue recuperada”.

Junto a los efectivos federales llegaron a Salvador el ministro de Justicia, José Cardozo; el ministro interino de Defensa, Juniti Saito; el jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, José De Nardi, y el comandante de la sexta Región Militar, Racine Bezerra.

Con seis partidos programados para jugarse en el estadio Fonte Nova, Salvador es una de las sedes del mundial de fútbol que se realizará entre junio y julio próximos en Brasil.
Telam

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here