”Se ha tomado la decisión sobre la compra, por lo que estos sistemas serán adquiridos. Según la información de que dispongo el acuerdo se cerrará en el primer trimestre de 2016”, dijo a RIA Novosti el embajador del país ante la Federación de Rusia, José Antonio Guerreiro Valiim.

El embajador explicó que la compra se pospuso porque ”al presupuesto federal para 2015 no fueron asignados fondos suficientes para pagar las armas”.

El posible contrato establece la compra de tres baterías de defensa aérea Pantsir-S1 (18 instalaciones) y se valora en unos 1.000 millones de dólares.

El Pantsir-S1 es un sistema de corto-medio alcance que combina un vehículo con ruedas en el que están montados un radar de control de fuego y un sensor electro-óptico, dos cañones automáticos de 30 mm. de calibre y 12 misiles guiados tierra-aire. El sistema está diseñado para destruir una variedad de objetivos aéreos a alturas de entre 5 metros a 10 kilómetros y tiene un alcance de entre 200 metros y 20 kilómetros.

Las negociaciones sobre la adquisición de estos sistemas comenzaron en 2012, pero el contrato aún no ha sido firmado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here