Dos bombarderos estratégicos estadounidenses realizaron maniobras en la península coreana luego de que el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, volvió a recalentar la escalada entre Washington y Pyongyang al insistir en que se agotaron las instancias de diálogo para resolver la crisis en la región

Los aviones B1B realizaron simulacros de bombardeo sobre objetivos terrestres con dos cazas F-15 de las fuerzas aéreas surcoreanas, según anticipó un portavoz del Ministerio de Defensa en Seúl y posteriormente confirmó la Fuerza Aérea norteamericana.
El ejercicio “regular” y “disuasorio”, como lo describieron desde Seúl, se llevó a cabo sobre el Mar de Japón (llamado Mar del Este en las dos Coreas) y sobre el Mar Amarillo (Mar del Oeste), donde una vez terminado el ejercicio los bombarderos estadounidenses retornaron a la base en la isla de Guam.
Las Fuerzas Aéreas estadounidenses publicaron posteriormente un comunicado en el que se detalló que los bombarderos estratégicos realizaron también el mismo martes maniobras nocturnas con cazas del ejército japonés.
Es la primera vez que los B-1B realizan ejercicios combinados por la noche con sus dos aliados asiáticos, según el texto, lo que supone “una clara demostración de nuestra habilidad para realizar operaciones de manera continua con todos nuestros aliados, cuando sea y donde sea”, explicó el comandante Patrick Applegate en el comunicado, citado por la agencia de noticias EFE.
El Pentágono envió en varias oportunidades los B-1B a la península coreana en respuesta a los continuos test armamentistas de Pyongyang, algo que unido a los duros intercambios dialécticos entre ambas partes incrementó la tensión en la región hasta niveles inéditos desde el fin de la Guerra de Corea (1950-1953).
La última vez que Estados Unidos envió estos bombarderos fue el 23 de septiembre, en medio de un acalorado cruce de acusaciones entre Trump, que amenazó ante la ONU con destruir Corea del Norte, y el líder norcoreano, Kim Jong-un, quien respondió que “domaría con fuego” al magnate.
Según el Pentágono, el vuelo de los bombarderos de finales de septiembre fue el que más se acercó a territorio norcoreano en lo que va de siglo.
En los últimos días, la tensión volvió a elevarse cuando el presidente de Estados Unidos insistió en que la estrategia seguida por los gobiernos que lo precedieron en Washington con Pyongyang fracasó.
“Nuestro país lleva 25 años ocupándose de Corea del Norte sin éxito, ha gastado miles de millones de dólares y no ha obtenido nada. ¡La estrategia no ha funcionado!”, declaró Trump dos días atrás, reavivando la hipótesis de una salida militar a la crisis con Corea del Norte.
El fin de semana pasado el magnate republicano ya había dicho que era una pérdida de tiempo dialogar con Pyongyang y que con Corea del Norte sólo funciona una cosa, insinuando una opción militar.

LEÉR MÁS  Asesinan a periodista que investigaba los Panamá Papers

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here