Si bien puede parecer una tontería hablar del uso de excrementos humanos como fuente de energía, la Fundación Gates dice que la nueva tecnología ayudará a mejorar el saneamiento, mientras que proporciona otros beneficios a las comunidades que las usen. La Fundación Bill y Melinda Gates (B&MGF o Fundación Gates) anunció una nueva serie de subvenciones a los equipos científicos que se centren en mejorar el saneamiento como parte de su iniciativa ‘Grand Challenges Explorations’, según informa la página oficial de la fundación.

LEÉR MÁS  La Unión Europea asegura que aún se puede rever el Brexit

En total, la fundación se dedica a once proyectos diferentes, pero las investigaciones de los científicos de la Universidad de Bristol que permitirán recargar las baterías de los móviles con la orina es lo que más entusiasma a Gates. Los científicos aseguran haber usado celdas de combustible biológicas que convierten los desechos en electricidad y el empresario prevé que en el futuro la electricidad generada de esta manera pueda ser usada no solo para móviles, sino para recargar diferentes tipos de máquinas, incluso en la esfera de la agricultura.

LEÉR MÁS  Al menos 36 muertos y 91 heridos causaron dos atentados en Bagdad

”Hoy en día 2.500 millones de personas practican la defecación al aire libre o carecen de instalaciones sanitarias adecuadas, así que siempre estamos buscando nuevas formas de asegurar que menos basura humana termine en el medio ambiente”, dice Brian Arbogast, director del programa ‘Agua, Saneamiento e Higiene’ de la Fundación Gates.

”Las innovaciones no tienen que ser complicadas o costosas para ser impactantes y por eso estamos tan entusiasmados con la gama de enfoques que estos proyectos representan”, recalca Arbogast.

LEÉR MÁS  EE.UU: Liberan a 12 hermanos encadenados y hambreados por sus padres

Entre otros proyectos financiados por la fundación Gates destaca el del Instituto de Tecnología de California, con su idea de un baño a partir de energía solar que genera hidrógeno y electricidad; el de la Universidad de Toronto (Canadá) de un inodoro que desinfecta las heces y la orina, y recupera los recursos y el agua potable; o el de la Universidad británica Loughborough que desarrolla un baño que produce carbón vegetal biológico, minerales y agua limpia y cristalina, entre otros.

RT

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here