Benedicto XVI vislumbra su muerte

El Papa emérito, de 90 años, admitió que está en la “última etapa de su vida” y que experimenta un “lento declive de las fuerzas físicas”. Renunció al papado en febrero de 2013 y reside en un convento del Vaticano.

“Me ha conmovido que tantos lectores de su periódico deseen saber cómo transcurro este último periodo de mi vida. Solo puedo decir a este respecto que en el lento declive de las fuerzas físicas, interiormente estoy en peregrinación hacia la Casa”. Con estas palabras, Benedicto XVI hizo saber al mundo cómo es su presente a los 90 años. En una carta enviada al Corriere della Sera, el Papa emérito anunció así que se prepara para un final que podría estar próximo.

LEÉR MÁS  EE.UU. libera a otros 34 niños inmigrantes separados, pero cientos permanecen bajo custodia

La carta fue dirigida al director del vespertino, Massimo Franco, que la publicó en la edición de hoy. En la misiva, Josef Ratzinger asegura que “es una gran gracia para mí estar rodeado en este último tramo del camino, a veces un poco fatigoso, por un amor y una bondad tales que nunca me habría podido imaginar”. Agregó que “no puedo más que agradecer, asegurando por mi parte a todos ustedes mi oración”.

Benedicto XVI sorprendió al renunciar como Papa en febrero de 2013, un hecho sin antecedentes en 600 años en la Iglesia Católica. El cónclave de marzo siguiente entronizó al argentino Jorge Bergoglio como Francisco. Así, en el último lustro, han convivido dos papas, algo inédito. Ratzinger juró obediencia a sus sucesor y desde su renuncia reside en el monasterio Mater Ecclesiae, dentro del Vaticano. Sus apariciones públicas son cada vez más esporádicas, y eso alimentó rumores sobre su estado de salud, que quiso despejar con la carta publicada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here