El curioso origen del fanatismo por el equipo nacional.

La situación pareció inverosímil. El triunfo de la Selección Argentina contra Nigeria 2 a 1 en el Mundial Rusia 2018 se festejó también en Bangladesh, un pequeño país ubicado al este de la India y a 17.000 km de Buenos Aires.

Un grupo de fanáticos que viven en Daca, la capital, armaron una caravana con motos con banderas de la Selección. Y festejaron por las calles como si fuera una ciudad argentina.

LEÉR MÁS  Caminó 32 km para no llegar tarde y el jefe le regaló algo increíble

El origen del fanatismo por Lionel Messi, Sergio “Kun” Agüero y compañía en el país asiático es difícil de descifrar. Aparentemente se remonta a que Bangladesh era colonia británica junto con India y Paquistán hasta 1947.

Luego, según cuenta la BBC, la colonia británica se independizó y esta a su vez se dividió en dos naciones: India y Paquistán, de acuerdo a las religiones mayoritarias: hinduismo e islam.

LEÉR MÁS  Video: un policía disparó a través del parabrisas para frenar una persecución

Pero la partición fue sobre todo un proceso doloroso. Más de medio millón de musulmanes, sikhs e hindúes murieron durante los disturbios y masacres que se produjeron.

Además, la creación de las nuevas naciones según una identidad religiosa, llevó a unas 10 millones de personas a abandonar sus hogares de origen.

Esta coyuntura llevó al país a mostrar enemistad hacia Inglaterra. Y esa química con Argentina se habría producido a partir del Mundial de México 1986. Allí, justamente, la Selección venció a Inglaterra 2-1 con los dos goles históricos de Diego Maradona. El colonialismo es un mal recuerdo para Bangladesh, que reconocen dos cosas de Argentina: el mejor recuerdo, el inolvidable gol de Maradona a los ingleses y la Guerra de las Malvinas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here