Según el sondeo elaborado por el instituto Datafolha, la intención de voto de la mandataria del izquierdista Partido de los Trabajadores (PT) cayó de 44 a 38 por ciento en ese periodo en caso de que se concrete el escenario más probable, en el cual sus adversarios serían el socialdemócrata Aecio Neves y el socialista Eduardo Campos, reprodujo DPA.

El precandidato del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), principal opositor, obtuvo el 16 por ciento de las intenciones de voto, mientras que el del Partido Socialista Brasileño (PSB) obtuvo el 10 por ciento.

El único escenario en que la definición de las urnas se llevaría a una segunda vuelta es en el hipotético caso que la líder ecologista Marina Silva dispute la Presidencia.

La exministra de Medio Ambiente durante el pasado gobierno de Luiz Inacio Lula da Silva obtuvo el 27 por ciento de las intenciones de voto en el presente sondeo, cuatro puntos porcentuales más que los que obtuvo en febrero.

Silva se alió el año pasado al PSB, después de que esta agrupación abandonara la alianza que mantenía con el gobernante PT.

No obstante, son lejanas las posibilidades de que la exsenadora sea candidata a presidenta, puesto que, se presume, antes de aliarse a los socialistas acordó con el precandidato Campos que disputaría la vicepresidencia de la República.

Los resultados obtenidos por Datafolha, que entrevistó a 2.637 personas en 162 municipios, refuerzan los obtenidos por un estudio del Instituto Brasileño de Opinión Pública y Estadística (IBOPE) divulgado el pasado 27 de marzo.

Aquel sondeo reveló que entre diciembre y marzo la evaluación positiva del gobierno de Rousseff cayó de 43 a 36 por ciento y el índice de aprobación de su gobierno lo hizo de 56 a 51 por ciento.
Telam

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here