“Creemos que este número aumentará mientras continuamos buscando a los desaparecido”, dijo el alguacil de Santa Bárbara.

Ascienden a 17 muertos y 28 heridos las víctimas por las avalanchas de piedras y barro mientras sigue la búsqueda de una veintena de desaparecidos y el rescate de centenares de afectados por las correntadas de lodo y escombros que ocurrieron el martes tras las fuertes tormentas en Montecito, al noroeste de Los Ángeles, en el estado norteamericano de California.

El alguacil del condado de Santa Bárbara, Bill Brown, confirmó que son 17 los muertos, y agregó que las brigadas de rescate trabajan sin descanso en la búsqueda de las personas reportadas como desaparecidas, las que cifró en 13 el diario The New York Times.

“Mientras tenemos la esperanza de que no suceda, creemos que este número (de víctimas mortales) aumentará mientras continuamos buscando personas que todavía están desaparecidas”, señaló hoy a los medios de comunicación el alguacil.

Las correntadas se registraron como consecuencia de las fuertes tormentas que afectaron al norte y sur de California, precisamente las áreas más dañadas por los poderosos incendios de 2017.

Las avalanchas de escombros y lodo arrancaron de sus cimientos a varias viviendas de la zona la madrugada del martes cuando el sector arrasado por el incendio forestal en diciembre recibió una gran cantidad de agua en menos de 15 minutos.

Por su parte, el Departamento de Bomberos del Condado de Santa Bárbara (SBCFD, por sus siglas en inglés) informó que cerca de 100 viviendas fueron destruidas y 300 más sufrieron daños.

Las autoridades responsabilizan de esta avalancha a Thomas, el mayor incendio forestal de la historia moderna de California, que consumió en diciembre 113.311 hectáreas, que quedaron sin vegetación la que ayuda a absorber la lluvia y servir de dique de contención.

Este fuego afectó especialmente ciudades como Montecito y Carpintería.

La orden de evacuación obligatoria se mantiene para cerca de 7.000 habitantes mientras que otros 23.000 evacuaron voluntariamente sus hogares.
El río de barro en algunos lugares alcanzó una altura de 1,5 metros, informó a la agencia EFE un portavoz de SBCFD, mientras más de 500 bomberos participan en los operativos de rescate.

El aluvión fue tan fuerte que cubrió parte de la importante Autopista 101, lo que obligó a la Patrulla de Carreteras a cerrarla al tráfico hasta la noche de hoy en un tramo de 50 kilómetros entre Santa Bárbara y Ventura, incluyendo el que atraviesa Montecito.

El área afectada es una de las atracciones turísticas de California y sus viviendas oscilan entre 1,4 y 4 millones de dólares, mansiones que habitan ilustres vecinos como las presentadoras de televisión Ellen DeGeneres y Oprah Winfrey y el actor Rob Lowe, entre otros.

Todos ellos estarán sin agua potable y electricidad “por un extendido período de tiempo”, anunció hoy la Oficina de Gestión de Emergencias del Condado de Santa Bárbara.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here