Según informa el periódico ‘Clarín’, Santiago López Menéndez, de 28 años, trabajaba desde junio de 2014 para la empresa Flour Mills en un campo de Kontagora desarrollando cultivos de maíz y soja. Este miércoles tres hombres armados se lo llevaron a la fuerza a un lugar desconocido donde lo mantuvieron durante tres días, después de haber exigido un rescate a su compañía empleadora.

El joven cuenta que el cautiverio fue muy duro, ya que recibía golpes a menudo y le obligaron a caminar constantemente sin proporcionarle ningún alimento. Santiago recuerda que trataba de explicarles a sus captores, que casi no hablaban inglés, que era argentino, de América Latina, para que no fueran tan violentos con él, pero ellos entendieron que era norteamericano y se volvieron más agresivos todavía. Solo cuando gritó: ”¡Messi, Messi, Messi!” consiguió calmar a sus secuestradores.

Actualmente Menéndez se encuentra en la embajada argentina en la capital de Nigeria, Abuja, con su hermano y la novia, quienes le ayudan a recuperarse del trauma psicológico y a fortalecer su estado de salud, que se ha debilitado significativamente tras los tres días de secuestro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here