El Pentágono ha revelado que un país que no es Estados Unidos tiene acceso al avión presidencial de Obama, el Air Force One, y a otras aeronaves operadas por la Fuerza Aérea estadounidense para el desplazamiento por todo el mundo de los principales políticos norteamericanos. El país en cuestión es Arabia Saudita, de donde procede el propietario de la empresa responsable de varios trabajos en estas aeronaves, informa el portal británico Express.

La compañía GDC Technics, subcontratada para operar el Boeing presidencial de Barack Obama, fue adquirida en 2013 por MAZ Aviation, una compañía que es propiedad del inversor saudita Mohammed Alzeer, según datos de la Fuerza Aérea de Estados Unidos.

Sin embargo, el portavoz de la Fuerza Aérea, el teniente coronel Chris Karns, insistió en que el contrato no pone en peligro la seguridad del avión.

En sus declaraciones a USA Today Karns indicó: ”GDC, subcontratista de Boeing, no tiene acceso no supervisado a la aeronave ni tiene acceso a información sensible sobre el avión”.

”Este subcontrato en particular es para armarios, escritorios y otros muebles, y todo el trabajo se lleva a cabo fuera de las instalaciones”, dijo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here