La Administración alemana considera muy probable la expulsión de Grecia de la UE, ya que, si Syriza gana las elecciones parlamentarias, dejará de aplicar las políticas neoliberales dictadas desde la UE. Vale decir que las encuestas señalan a esta coalición como la ganadora de las elecciones parlamentarias.

Por esta razón, las autoridades germanas pidieron de antemano al próximo Gobierno de Grecia “cumplir” con los acuerdos de sus antecesores, si no quiere que se le “dificulte” la situación económica.

Como condición para los paquetes de “rescate” de la UE, Grecia debe implementar recortes sociales que afectan severamente a las condiciones de vida de la clase trabajadora del país.

El partido Syriza prometió retirar dichas medidas en el caso de conseguir la mayoría de los escaños del Parlamento griego.

Los efectos del derrumbe económico sufrido en 2008 han afectado notablemente los equilibrios políticos de Grecia.

La población griega, cansada de las medidas neoliberales y de la débil situación económica, ve más fiable apoyar a los políticos que buscan un distanciamiento con la UE.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here