El Gobierno alemán ha aprobado los planes de unirse a la campaña militar contra el grupo terrorista Estado Islámico en Siria. Dichos planes prevén la participación de hasta 1.200 militares de las Fuerzas Armadas en la misión antiterrorista, informa Spiegel Online.

La duración de la campaña es de un año, pero puede prolongarse. Se estima que el coste de la misión se situará en torno a los 134 millones de euros (unos 142 millones de dólares). No obstante, la decisión todavía debe ser aprobada por el Bundestag.

Además, Alemania prevé desplegar varios aviones de reconocimiento Tornado y una fragata que apoyará en el mar Mediterráneo al portaviones francés Charles de Gaulle. También prestarán apoyo con un avión de recarga, con el reconocimiento de satélite y personal del Estado Mayor.

La decisión de participar en la campaña militar es un gesto de solidaridad con Francia tras la serie de ataques terroristas que tuvieron lugar en París el pasado 13 de noviembre y en los que perdieron la vida 130 personas.

Francia intensifica su lucha contra el Estado Islámico

En respuesta a los atentados de París, Francia intensificó sus ataques contra el Estado Islámico. ”Estamos llevando a cabo una guerra contra el terrorismo yihadista que amenaza al mundo entero, no solo a Francia”, declaró el presidente François Hollande después de los ataques.

A la operación terrorista también se incorporó el portaaviones francés Charles de Gaulle, que llegó al Mediterráneo oriental el pasado 22 de noviembre. El ala aérea de la nave está integrada por 18 cazabombarderos Rafale, ocho aviones de ataque embarcados Dassault Super-Etendard y dos aeronaves de alerta temprana Hawkeye. Asimismo, se anunció que el grupo de la Armada francesa también estará integrado por las fragatas La Motte-Picquet y Aquitania, además del buque cisterna Aviation.

La ONU aprueba unánimemente la resolución sobre la lucha contra el EI

El 20 de noviembre, el Consejo de Seguridad de la ONU aprobó unánimemente la resolución preparada por Francia para coordinar la lucha contra el Estado Islámico y Al Qaeda en Siria e Irak y que prevé la aplicación de ”todas las medidas necesarias” para combatir dichos grupos terroristas así como la eliminación de los refugios de los extremistas en ambos países.

El operativo ruso

Al mismo tiempo, el Estado Islámico sigue sufriendo los ataques devastadores de la Fuerza Aérea rusa, que comenzó su operativo antiterrorista a petición del presidente Bashar al Assad el 30 de septiembre. El número total de ataques aéreos realizados durante estos dos meses supera los 4.000, un número que contrasta claramente con los más de 8.000 ataques realizados por la coalición internacional liderada por EE.UU. desde agosto de 2014.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here