En una entrevista con la cadena rusa Rossiya 24, al Assad aseguró que ”as amenazas de Estados Unidos no han influido en la decisión de poner bajo control las armas químicas”.

Este jueves, el canciller ruso Serguéi Lavrov y el secretario de Estado de EE.UU., John Kerry, se reúnen en Suiza, en la ciudad de Ginebra, para tratar las negociaciones para que el plan ruso de entrega de armas químicas sirias lleguen a un acuerdo y se logre un proyecto de resolución del Consejo de Seguridad de la ONU sobre el país árabe, con la aprobación de todos los miembros permanentes del Consejo.Al Assad adelantó que Damasco enviará a la ONU y a la Organización de los países miembros de la Convención Internacional sobre la Prohibición de Armas Químicas una solicitud para rubricar un acuerdo sobre este tipo de armamento. A partir de ahí comenzará el proceso, en el que Damasco se comprometió a seguir al pie de la letra todos los procedimientos previstos.El presidente sirio especuló que el acuerdo entrará en vigor un mes después de que Siria se incorpore a la Convención, donde la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas controlará la entrega del arsenal sirio, ya que es la única institución que cuenta con expertos idóneos.”Esto no quiere decir que Siria vaya a firmar todos los documentos, cumplirá con todos los requisitos y ya está. Es un proceso bilateral y su éxito dependerá de si EE.UU. abandona su práctica de amenazar a Siria y de en qué medida se adopte el plan ruso. Siria debe estar segura de que EE.UU. quiere una estabilidad en la región y que dejará de amenazar”, advirtió.Al Assad insistió en la investigación por parte de la ONU, de todos los ataques que han tenido lugar en el territorio de su país, con el fin de que verificar qué sustancias tóxicas exactamente fueron usadas y cómo llegaron al país.Al Assad apuntó contra los rebeldes: ”La oposición siria cuenta con sustancias químicas tóxicas, y le llegan también desde el extranjero. Los terroristas intentan provocar un ataque de EE.UU. contra Siria”.”En el extranjero declaran que se trata de armas no letales y de ayuda humanitaria, pero resulta que Turquía, Arabia Saudita, Qatar y algunos Estados de Occidente mantienen contactos directos con los terroristas y el armamento acaba en sus manos”, argumentó y agregó que el ataque del pasado 21 de agosto en el suburbio oriental de Damasco (Guta) ”fue orquestado por EE.UU.”.
El mandatario sirio Bashar Al Assad anunció que pondrá el armamento químico bajo control internacional, aceptando la solicitud de Rusia: ”Siria pone bajo control internacional sus armas químicas a causa de Rusia”.

LEÉR MÁS  Europa no reconocerá a Jerusalén como capital israelí

En una entrevista con la cadena rusa Rossiya 24, al Assad aseguró que ”as amenazas de Estados Unidos no han influido en la decisión de poner bajo control las armas químicas”.

Este jueves, el canciller ruso Serguéi Lavrov y el secretario de Estado de EE.UU., John Kerry, se reúnen en Suiza, en la ciudad de Ginebra, para tratar las negociaciones para que el plan ruso de entrega de armas químicas sirias lleguen a un acuerdo y se logre un proyecto de resolución del Consejo de Seguridad de la ONU sobre el país árabe, con la aprobación de todos los miembros permanentes del Consejo.

LEÉR MÁS  Trump piensa volver a enviar astronautas a la Luna y después a Marte

Al Assad adelantó que Damasco enviará a la ONU y a la Organización de los países miembros de la Convención Internacional sobre la Prohibición de Armas Químicas una solicitud para rubricar un acuerdo sobre este tipo de armamento.

A partir de ahí comenzará el proceso, en el que Damasco se comprometió a seguir al pie de la letra todos los procedimientos previstos.

El presidente sirio especuló que el acuerdo entrará en vigor un mes después de que Siria se incorpore a la Convención, donde la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas controlará la entrega del arsenal sirio, ya que es la única institución que cuenta con expertos idóneos.

LEÉR MÁS  Volkswagen inaugura su concesionario oficial de buses y camiones en Mendoza

”Esto no quiere decir que Siria vaya a firmar todos los documentos, cumplirá con todos los requisitos y ya está. Es un proceso bilateral y su éxito dependerá de si EE.UU. abandona su práctica de amenazar a Siria y de en qué medida se adopte el plan ruso. Siria debe estar segura de que EE.UU. quiere una estabilidad en la región y que dejará de amenazar”, advirtió.

Al Assad insistió en la investigación por parte de la ONU, de todos los ataques que han tenido lugar en el territorio de su país, con el fin de que verificar qué sustancias tóxicas exactamente fueron usadas y cómo llegaron al país.

Al Assad apuntó contra los rebeldes: ”La oposición siria cuenta con sustancias químicas tóxicas, y le llegan también desde el extranjero. Los terroristas intentan provocar un ataque de EE.UU. contra Siria”.

”En el extranjero declaran que se trata de armas no letales y de ayuda humanitaria, pero resulta que Turquía, Arabia Saudita, Qatar y algunos Estados de Occidente mantienen contactos directos con los terroristas y el armamento acaba en sus manos”, argumentó y agregó que el ataque del pasado 21 de agosto en las afueras de Damasco, más precisamente la región de Guta, ”fue orquestado por EE.UU.”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here