Acusaciones cruzadas por el ataque a una refinería en Arabia Saudita

Arabia Saudita afirmó que el ataque con drones contra dos petroleras saudíes fue realizado con armamento iraní y no partió de territorio yemení, mientras los rebeldes hutíes insisten en su autoría y amenazan con emprender nuevas acciones. Estados Unidos por su parte prometió ayudar a sus aliados estratégicos con el suministro de petróleo frente a una fuerte suba del valor del barril, mientras se sumó un nuevo sospechoso de los ataques a la lista: Irak.

Dos días después del ataque en la península arábiga contra las instalaciones de las plantas de Abqaiq, una de las más grandes del mundo, y Khurais, el portavoz de la coalición militar liderada por Arabia Saudita, el coronel Turki al Maliki, aseguró que las armas empleadas eran iraníes. “Como información preliminar, el ataque no ha sido lanzado desde territorio yemení, tal y como habían revindicado los hutíes, que son instrumentos en las manos de la Guardia Revolucionaria iraní para llevar a cabo la agenda de Irán”, afirmó el portavoz desde Riad, capital saudí.

LEÉR MÁS  Iscamen incorpora desfibriladores en barreras sanitarias

“Las investigaciones de las entidades competentes siguen en marcha, pero las evidencias e indicios apuntan a que son armas iraníes”, agregó Al Maliki, quien no dio detalles de los ataques aclarando que las mayores precisiones «se anunciarán en cuanto terminen las investigaciones, y las armas empleadas se expondrán ante la prensa». Las palabras del portavoz árabe llegan en medio de acusaciones sobre la supuesta autoría de Irán, versión que desde la misma noche de los ataques salió a avalar el gobierno de los EEUU que tampoco mostró pruebas ni referencia a datos concretos.

El Ministerio de Exteriores de Irán rechazó de plano las imputaciones. «Estas acusaciones son inaceptables y completamente infundadas», declaró el vocero de cancillería, Abas Musavi. El presidente iraní, Hasan Rohani, justificó por su parte los ataques contra Arabia Saudita reivindicados por los rebeldes hutíes en Yemen. “Yemen es blanco de bombardeos diarios. El pueblo de Yemen se ha visto obligado a responder. Sólo se defiende”, declaró Rohani en Ankara, al término de una cumbre sobre Siria con sus pares de Rusia y Turquía.

LEÉR MÁS  Artistas chilenos manifiestan el rechazo al "estado de emergencia" y exigen renuncia de Piñera

Pero Irán no es el único sospechoso del gobierno estadounidense. Distintas versiones periodísticas surgieron en las últimas horas, afirmando la posibilidad de que los proyectiles se dispararon desde Irak, donde se encuentran numerosas milicias y facciones paramilitares próximas al territorio iraní. El propio secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, conversó con el primer ministro de Irak, Adel Abdelmahdi, quien le aseguró que el ataque no se perpetró desde su país. «La misión de Irak es evitar el peligro de la escalada y prohibir el uso de su territorio contra cualquier país vecino hermano o amigo», aseguró Abdelmahdi.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here