Varios activistas ambientales y organizaciones rurales y sindicales de América Latina que se oponen a las políticas extractivas impulsadas por las autoridades en América Latina ahora pueden gozar de estos cinco cambios considerables, reza el medio británico.

1. Clima extremo

Aunque la región produce solo el 10% de las emisiones de gases de efecto invernadero, el acuerdo que pretende aplicar esfuerzos para reducir el aumento de temperaturas en 1,5ºC es muy importante para la región, ya que puede disminuir el riesgo del clima extremo y deshielo en la zona.

América Central es más vulnerable a las sequías, olas de calor e inundaciones vinculadas al cambio climático. Así lo afirma BBC citando datos de la ONG Germanwatch según los cuales entre 1995 y 2014 tres países de la región (siendo Honduras el más afectado) estuvieron entre los 10 países más afectados por el clima extremo.

Millones de personas que viven en los países andinos también corren riesgo de sufrir el impacto del derretimiento de los glaciares si se elevan las temperaturas.

LEÉR MÁS  “Voy a matarlos a todos”, la reacción de una pasajera tras no poder fumar en un avión

2. Dinero para América Latina

El COP21 señala que antes del 2025 la comunidad internacional deberá acordar una meta de al menos 100.000 millones de dólares anuales que los países ricos proveerán a los más pobres para que puedan luchar contra el cambio climático.

Parte de este dinero del Fondo del Clima podría tener como destinatarios países de América Latina. Sin embargo, el acuerdo de París no específica las responsabilidades o las bases para obtener esta financiación.

3. Fin de las economías petroleras

El acuerdo de París, según observadores, se preocupa por limitar las emisiones de gases de efecto invernadero lo antes posible, lo que podría impulsar inversiones en el uso de energías renovables y de este modo facilitar el paso a una economía sin fuentes de energía fósiles. Esta limitación impactaría de manera negativa a países como Venezuela (el país con las mayores reservas de petróleo en el mundo), México, Perú, Colombia y Bolivia, que basan sus economías en el petróleo y el gas.

LEÉR MÁS  Se suicidó un legislador acusado de abuso sexual en EEUU

Además, el cambio a la energía limpia puede acelerarse debido a que América Latina es considerada una región bastante atractiva para la inversión en este campo. BBC recoge un reporte de la compañía Climatescope que incluye en su listado a Brasil, Chile, México y Uruguay, calificándolos como los 10 países más atractivos para invertir en proyectos de energía eólica, solar y otras fuentes renovables. En Uruguay, por ejemplo, el 95% de la electricidad tiene orígenes renovables.

4. Parar la tala de árboles en la selva amazónica

El pacto de París admite la importancia de proveer fondos ”adecuados y previsibles” para ayudar a los Gobiernos a reducir la deforestación. También el presidente de la COP21, el ministro de Exteriores francés, Laurent Fabius, afirmó que el acuerdo ayudará a los países latinoamericanos en sus intentos de reforestación y protección de la selva amazónica.

LEÉR MÁS  Cómo obtener las entradas para las misas del Papa en Chile

Esto significa que habrá más asignaciones de fondos para los países de la Amazonía, sobre todo para Perú, Ecuador, Bolivia y Colombia, a los que corresponde una tercera parte de la selva amazónica.

5. Sociedad civil

La postura de varios líderes mundiales, personalidades destacadas y activistas políticos, del mundo de los negocios y de la cultura ante la defensa de los puntos y principios cementados por el acuerdo pactado en París pondrá a prueba la fuerza de la conciencia civil.

Varias ONG señalaron que la sociedad civil jugará un papel clave en América Latina a la hora de hacer cumplir a las autoridades los compromisos adquiridos para que la transición a un mundo más limpio y sostenible se convierta en una realidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here