El desplome de los precios mundiales del crudo plantea nuevas preguntas a la producción de petróleo de esquisto.

Durante mucho tiempo se creyó que la extracción comercial era posible en enormes yacimientos incluso pese a la bajada de los precios.

Pero estas esperanzas no se han cumplido, según el portal VestiFinance.

Los últimos estudios muestran que menos del 2% de los pozos de la cuenca Pérmica -ubicada en Texas, Nuevo México y Oklahoma- serán rentables en un contexto de precios de 30 dólares por barril.

LEÉR MÁS  En Brasil se comete un asesinato cada diez minutos

Tanto la cuenca Pérmica como la formación Bakken (en la frontera entre EE.UU. y Canadá) solo son rentables cuando el precio del barril supera los 50 dólares, subraya el medio.

Las grandes compañías que operan en el sector, como Pioneer Natural Resources y EOG, avisaron en sus informes financieros para el tercer trimestre de este año de que han aumentado sus reservas y que EE.UU. es capaz de imponerse a Arabia Saudita en lo que se refiere a los costes de extracción.

No se trata del descubrimiento de nuevos yacimientos, sino de la recuperación secundaria de los ya existentes, mediante la perforación horizontal, la fracturación hidráulica y otros métodos. 

LEÉR MÁS  Trump piensa volver a enviar astronautas a la Luna y después a Marte

Pioneer sostiene que es capaz de extraer unos 10.000 millones de barriles adicionales en sus yacimientos (Spraberry-Wolfcamp) mientras que los volúmenes prometidos por EOG son de 2.350 millones de barriles.

Esto tiene poco que ver con la realidad, dado que las reservas probadas de crudo y gas condensado en EE.UU. son de 39.900 millones de barriles. 

De esta manera, las dos empresas aseguran contar con más del 25% de las reservas estadounidenses en tres yacimientos de la cuenca Pérmica, cuyas reservas, según la Administración de Información Energética, son de solo 722 millones de barriles.

LEÉR MÁS  Volkswagen inaugura su concesionario oficial de buses y camiones en Mendoza

El consejero delegado de Pioneer, Scott Sheffield, lleva varios años diciendo a periodistas e inversores que el yacimiento de Spraberry-Wolfcamp puede convertirse en el mayor yacimiento de hidrocarburos en el mundo. 

VestiFinance señala que se desconoce en qué se basan tales declaraciones y por qué los analistas no las ponen en tela de juicio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here