Volvieron las riñoneras y ganan terreno en Mendoza como moda retro

Con otros diseños más estilizados, colores atractivos y nuevos usos, esta indumentaria pega fuerte entre los más jóvenes.

Con sus detractores a cuestas, las riñoneras supieron conseguir fama y popularidad a mediados de los años noventa. Eran toscas, de corderoy, en general de color negro y se utilizaban más por su practicidad que como un objeto de moda, para acompañar un outfit determinado.

Sin embargo, este accesorio ha vuelto con fuerza, sobre todo entre los jóvenes. Además, diseñadores de la talla de las marcas Gucci, Prada, The North Face o Louis Vuitton han sacado a las pasarelas nuevos modelos con rediseños que han generado impacto entre los especialistas de la materia.

Marcela Picotto, de Anónimo diseño sin autor, comentó que viene muy ligado al sexto sentido que tienen los diseñadores de indumentaria. “Las empecé a hacer en una marca en la que trabajaba como un accesorio más de la indumentaria, porque era para aprovechar los retazos de prendas que quedaban, ligado a la tendencia de cero residuos, que es algo que también se usa ahora”, explicó. Igual indicó que viendo las pasarelas de Europa, desde donde se toman “prestadas” las tendencias, observan que se están usando en todos lados.

“Es una extensión de los bolsillos, que también es tendencia. Ahora llevamos tantas cosas, como el celular, que la necesitás. Creo que es darle una vuelta de rosca a los bolsillos. Se usan riñoneras y minibolsitos para tener las manos libres”.

Por su parte, May Zea Resa, de Gitanas by May y Flor, afirmó que todo vuelve, como suele suceder con lo que tiene que ver con la moda. “Este año volvieron, pero en versiones más piola. Es decir, más estéticas. Porque estpán las clásicas de siempre y otras que son más estilo cinto, un poco más chicas”, destacó.

Los diseños
Por la calle sin duda destacan por sus colores brillantes, llamativos. “Las nuevas riñoneras tienen telas especiales y colores especiales para que sea llamativo. Que no sea parte del outfit sino un cumplemento. Para que se note”, dice Picotto.

En tanto, Resa señaló que se usan mucho de cuero y no de tela. “También en el verano se ha visto mucho tipo holograma y con brillantes. Pienso que viene derivado de la moda unicornio, ¡que está a full!”, dijo agregando que los precios arrancan de $350 para arriba. “Se que hay gente que no le va, pero a mi no me desagradan. Las veo cómodas y seguras para salir. Y si te vas de viaje están buenas”, añadió.

Sol Frasca contó que le encantan las riñoneras y que la vuelta a las vidrieras comerciales le parece algo muy bueno. “Me gustan porque soy muy colgada y experta en perder cosas básicas, como el celulares, billeteras o llaves entonces es muy cómoda porque no molesta al tenerla encima y podes tener todo eso a mano. Son más seguras también para tener cosas importantes a mano”, destacó.

Respecto al nuevo estilo, dijo que se les ha dado un giro muy positivo. “Antes eran un horror y nadie las usaba. Ahora se ha puesto empeño en que sean un accesorio de moda. Les pusieron onda, desde algunas que son muy hippies hasta otras que te sirven para salir. Ojalá vuelvan para quedarse.

En tanto, Guadalupe opinó que todo lo retro ha vuelto a las pasarelas, incluidas las riñoneras. “Todo lo que fue moda ha vuelto. Y tiene que ver mucho con la comodidad para poder desentenderse de lo que llevás encima”, indicó agregando que en Chile se consiguen más baratas que en Mendoza.

Respecto de los pedidos, las que más ha vendido Guadalupe son aquellas plateadas metalizadas y negras. Aunque también de otros colores. “Tengo pedidas más de 200. Aunque 500 personas son las que me consultaron. Sobre todo chicas de entre 16 y 24 años aunque igual le he vendido a chicos. ¡A todes les ha gustado!”, añadió.

Precios
Como se dijo antes, desde 350 pesos se pueden conseguir riñoneras en locales comerciales. Pero hay quienes las traen desde Chile y pueden conseguirse por cien pesos menos sobre todo aquellas que son tipo holograma.

Aquellas que vienen con “agregados” como cadenas, pueden conseguirse por 700 pesos y otras, con un estilo “cartera” puede adquirirse por un valor similar. Vale agregar que algunas vienen con diseño exclusivo para llevar celulares. Estas se consiguen en comercios virtuales por 175 pesos.

En tanto, hay diseños más deportivos, útiles para hacer trekking en la montaña, que tienen un valor de mil pesos en adelante. Por último, es importante decir que las riñoneras de primeras marcas pueden llegar a alcanzar precios que parten de los 1500 pesos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here