Se trata de un juego de videoconsola con el cual son tratados algunos pacientes con adicciones tales como la ludopatía y ciertos desórdenes alimentarios y al parecer la aplicación está resultando efectiva.

Utilizado como complemento de la terapia psicológica, sirve para poner a los pacientes frente a sus propias emociones negativas tratando de que logren el autocontrol de sus impulsos.

Sin duda el planteo es sumamente innovador y atractivo para los propios interesados.  Quienes padecen adicciones suelen tener unos niveles de sufrimiento y frustración muy elevados, con lo cual también les es muy difícil sostener algunas veces una terapia convencional.

En este caso, las sesiones de juego están limitadas en su duración y son supervisadas por el equipo médico.

Así, el tratamiento es más llevadero y el poder hacerlo de manera placentera añade un plus de motivación en personas a las que por lo general les cuesta mucho alcanzarla.

fuente: vivirsalud.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here