La investigación realizada en Estados Unidos cuenta el impacto en el peso corporal de los adolescentes al utilizar el smartphone en la mesa

El televisor es un objeto distractor a la hora de comer y por lo tal genera que se pierda el registro de la comida ingerida. Actualmente, dispositivos como el smartphone son llevados a la mesa por los adolescentes, y esto, muchas veces, deriva a un consumo mayor de calorías y a una selección de alimentos menos saludables.

LEÉR MÁS  Cómo controlar la ansiedad ante los exámenes

En la Universidad de Minnesota, EEUU, se llevó a cabo una investigación acerca de la relación entre el consumo de tecnología y el impacto en la comunicación familiar, hábitos alimentarios, etc. Concluyó que el uso de smartphones o tablets durante la comida lleva a una menor comunicación familiar y a una mala selección de alimentos, ya que se consumen menos ensaladas, frutas o jugos naturales, y más grasas, azúcares y sal.

El estudio también indicó que quienes estaban más conectados eran las mujeres adolescentes. Y el problema está en la inercia que genera comer sin prestar atención a lo que se tiene servido ni al registro de saciedad. La atención está puesta en el aparato y, por ende, también se mastica menos y más rápido, sin atender lo que se está comiendo.

LEÉR MÁS  Cinco alimentos hechos a base de huesos de animales

Es posible cambiar los hábitos de alimentación de los hijos. Para ello, es fundamental el rol de los padres. Comer en familia, planificar actividades al aire libre en movimiento, aumentar el consumo de frutas y verduras de estación, generar conciencia al elegir lo que se compra y promover preparaciones culinarias saludables, son acciones que se pueden tomar para guiar a los hijos en los buenos hábitos, y para ello también es necesario el límite. El cambio está en nuestras manos y empieza por uno mismo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here