La lubricación es un factor clave y estos productos tienen múltiples funciones

Cuando se trata de relaciones sexuales placenteras, la lubricación es un factor clave para obtener una experiencia inolvidable. Así, los lubricantes íntimos son productos que facilitan la penetración, evitan que los preservativos se rompan y además estimulan sensaciones inolvidables para la pareja.

Muchas personas creen erróneamente que solo se pueden utilizar para el coito, pues también son prescritos para aquellas mujeres que sufren de sequedad vaginal. Esta condición generalmente se debe a un desorden hormonal, como la disminución de estrógenos en los tejidos de la vagina.

A continuación se mencionan algunas de las causas de la sequedad y de las etapas en las que se recomienda recurrir a lubricantes:

Edad: durante la menopausia las mujeres enfrentan grandes cambios hormonales que hacen que la vagina se reduzca de tamaño y se reseque el epitelio vaginal. Los médicos recomiendan usar lubricantes para contrarrestar los efectos del ardor y la irritación que se produce en esta etapa.

Estrés: ante las situaciones conflictivas o de tensión, bien sea por relaciones personales o dificultades laborares, las mujeres tienden a disminuir considerablemente su libido. Esto dificulta el correcto flujo sanguíneo del cuerpo y por ende la lubricación natural de la vagina.

LEÉR MÁS  Para hacerse el test de VIH, llega a todo el país “La Noche de los Testeos”

En el mercado existe una amplia diversidad de lubricantes, desde los que se emplean en solo aliviar la sequedad vaginal o aquellos que aumentan la estimulación y evitan que el coito sea doloroso. En todo caso debes seleccionar aquel que satisfaga las necesidades de ambos para que puedan disfrutar al máximo del momento.

Tipos de lubricantes Íntimos

Lubricantes a base de agua:
Son los más recomendables pues no dejan manchas y se pueden limpiar con facilidad. Son ideales para combinar con los preservativos, no obstante, tienden a secarse por lo que es necesario reponer su aplicación cada cierto tiempo. Se consiguen con sabores y aromas afrodisíacos lo que puede ser muy entretenido para la pareja.

Lubricantes a base de aceite:
Algunos son a base de grasa vegetales, como el maíz o la oliva. Su principal desventaja es que por tener componentes grasos tienden a provocar manchas que no son fáciles de remover, además pueden deteriorar los anticonceptivos fabricados con material de látex como los diafragmas femeninos y los preservativos.

LEÉR MÁS  Brasil: recomiendan vacunarse contra la fiebre amarilla antes de viajar

Lubricantes a base de silicona:
A diferencia de los lubricantes acuosos este tipo de productos sí se pueden utilizar en encuentros sexuales acuáticos, pues el agua no lo disuelve. Cuentan con un elevado poder de lubricación, volviéndose ideales al momento de practicar sexo anal. Sin embargo, no es la mejor opción cuando se trata de preservativos de látex, pues lo desgasta y genera irritación en los genitales.

Cokelife-concentrado-pareja-super-fuerte-trefilado-lubricantes-lubricante-soluble-en-agua-300-m

Tips para elegir el ideal:

  • Compatibles con el preservativo: es necesario recordar que los preservativos solo pueden usarse con lubricantes de base acuosa, puesto que estos no dañan el látex ni producen irritaciones en los genitales.
  • Preferiblemente compra el lubricantes íntimos en farmacias y no en tiendas de sex shop. Recuerda que tu zona íntima requiere de productos prescritos por un especialista.
  • No hay restricciones en usar los lubricantes vaginales para practicar sexo anal, no obstante, hay productos especiales para esta zona ideados para disminuir el dolor y propiciar una mejor experiencia.
  • Evitá recurrir a lubricantes íntimos de fabricación casera, pues a pesar de ser económicos tienden a generar molestias durante el encuentro sexual.
LEÉR MÁS  Para hacerse el test de VIH, llega a todo el país “La Noche de los Testeos”

Fuente: Linio

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here