Una prueba de fuego para las quienes buscan llevar una alimentación consciente, bajar de peso o cuidar lo que comen, es ese momento del día en que el hambre ataca de pronto

Cuando nos agarra el hambre, ya sea por falta de tiempo, o por tentación, en ciertos momentos del día es más fácil resistirse a la tentación de comer algún snack poco saludable.

Si estás siguiendo un plan nutricional elaborado para vos, sea porque necesitás bajar de peso mantenerlo, porque llevás una alimentación vegetariana o porque hacés mucho deporte, es muy raro que algo de lo que haya en en el kiosco te brinde los nutrientes necesarios para mantener el buen funcionamiento del cuerpo y los niveles de energía en alto.

LEÉR MÁS  El zócalo de la cuarta: Una comida envuelta en misterio

Según la nutricionista Florencia Ramos es común que a ciertas horas del día, el cansancio y la fatiga, atenten contra las mejores intenciones y la necesidad de aportar energía al organismo para poder seguir adelante, lleve a elegir productos procesados, llenos de azúcar y grasas, que resuelven rápidamente la necesidad de consumir calorías o calmar el hambre pero no aportan nutrientes de buena calidad.

Por eso, es importante tener siempre a mano opciones saludables para hacer colaciones que permitan llegar al final del día con un buen nivel de energía y sin un hambre voraz.

LEÉR MÁS  Alimentos que creés que no son saludables pero no es tan así

Algunas ideas a tener en cuenta:

Descartá las galletitas y alfajores. Si no hay otra cosa, elegí las de arroz… pero la idea es evitar alimentos procesados como primera opción, aunque sean rotulados como light o diet.

Las bolsitas de frutos secos son una opción buena. Pero si no querés malgastar tu presupuesto en esos productos envasados y que son caro, es mejor comprar frutos secos y fruta desecada, semillas y cereales a granel y dividir las porciones para cada snack en bolsitas o tapers pequeños uno mismo en casa.

Verduras crudas y cocidas, cortaditas. Tené un tuper con bastones o rodajas de zanahoria, pepinos, apio, morrones rojo verde o amarillo, un tomate; incluso zucchini o berenjenas asadas que se pueden comer frías. Para saborizarlas aún mas, un chorrito de oliva o un acompañamiento de salsa hummus (de garbanzos) o tzatziki (yogur natural o queso blanco con hierbas).

LEÉR MÁS  Qué significa lo que decís cuando hablás dormido

Frutas frescas. Bananas, manzanas y naranjas. Fáciles de llevar en una bolsa y comer cuando se necesite y proporcionan azucares naturales de rápido efecto energizante.

Un sandwich bien healthy. Si es la hora de una merienda, se puede hacer un sándwich o tostada de harinas integrales con yogur, manzanas, palta y un huevo.

Fuente: Ohlalá

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here