Estos síntomas son los más conocidos pero también hay otros físicos que se presentan por los niveles de estrés que se producen con esta condición, como por ejemplo, problemas para respirar, tensión muscular, dolores en todo el cuerpo, fatiga, temblores, insomnio, irritabilidad, perdida de la memoria, dificultad para concentrarse y confusión.

Como ven los síntomas son bastante graves y pueden llevar a que la persona se ponga en peligro, además de ocasionar estragos en su vida profesional, personal y social. Esto sucede dado que muchos no entenderán porqué se comporta así y porque (dado su nivel de estrés) quiere evitar contactos sociales de cualquier tipo.

Si ves a alguien cercano o en tu trabajo que parece estar tenso todo el tiempo, trata de ayudarte, especialmente si en el momento tiene tanto estrés que experimenta vómitos, mareos, dolores abdominales o incluso desmayos que pueden ser muy graves. Si eres tú el que está sufriendo este problema busca ayuda de inmediato.

fuente: vivirsalud.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here