Aunque pueden variar de persona a persona, hay algunos que evidencian que tu cuerpo es intolerante a esta sustancia, lo que pueden desencadenar graves daños a largo plazo

Aunque los síntomas pueden variar de persona a persona, hay algunos que evidencian que tu cuerpo es intolerante a esta sustancia, por lo que es importante identificarlo, pues estos efectos pueden desencadenar graves daños a largo plazo.

Esto no tiene nada qué ver con el alcoholismo o la adicción, sino con la genética de cada individuo; algunas personas nacen con una deficiencia de la enzima acetaldehído deshidrogenasa (ALDH2), situación por la que cuando bebes no funciona correctamente y acumula acetaldeído, que provoca los síntomas de la intolerancia.

Hay que tener en cuenta que esto no es igual a una alergia al alcohol, ya que este última es más grave. Es decir, alguien con alergia tiene una reacción a un alérgeno en el alcohol, como la cebada, el lúpulo o la levadura y pueden desencadenar dolores estomacales, dificultad para respirar o desmayos.

LEÉR MÁS  Alimentos que creés que no son saludables pero no es tan así

Si al beber una o dos copas has notado alguno de esto síntomas, puede que tu cuerpo sea intolerante al alcohol.

1. Congestión nasal

Una nariz mojada es uno de los síntomas más comunes de una intolerancia al alcohol, resultado de una inflamación en la cavidad sinusal; también se debe a los altos niveles de histamina que se encuentran en las bebidas alcohólicas, especialmente el vino y la cerveza.

2. Cara irritada y protuberancias

El enrojecimiento de la piel es otro síntoma extremadamente común de una intolerancia, provocada por un aumento a la presión arterial debido a la deficiencia del gen ALDH2, pues cuando el cuerpo no puede descomponer el acetaldehído, aparece ese enrojecimiento en la cara y, a veces, en todo el cuerpo.

LEÉR MÁS  Qué significa lo que decís cuando hablás dormido

3. Náuseas

Esto se atribuye a un aumento en el ácido estomacal que irrita el esófago, los intestinos y el estómago.

4. Vómitos

Es una señal de beber demasiado, pero si sientes que vomitas inmediatamente después de muy pocas bebidas, es probable que sea una señal de intolerancia.

5. Diarrea

Cuando se consume alcohol, afecta la forma en que el agua se absorbe en el intestino grueso, lo que lleva a un las heces pasen más rápido y fluido.

LEÉR MÁS  El zócalo de la cuarta: Una comida envuelta en misterio

6. Acelera el ritmo rápido del corazón

Puede causar taquicardia o latidos cardíacos rápidos, este último puede ser una señal de una mayor alergia al alcohol, por lo que si esto se experimenta, lo mejor es acudir a un médico.

7. Presión arterial baja

No es algo que pueda saber por su cuenta, pero una intolerancia al alcohol puede causar una disminución de la presión arterial después de beber. Algunos indicadores de que la presión arterial ha caído incluyen mareos, falta de concentración, fatiga, respiración superficial rápida y más.

En caso de duda, lo mejor es reducir el consumo de alcohol, pero también acudí a una consulta con un médico, que puede ayudarte a encontrar el diagnóstico correcto.

Fuente: Salud 180

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here