Quince mitos y verdades sobre cómo bajar de peso

Un especialista detalla algunas de estas creencias y explica qué hay de cierto y que no

Existen muchos mitos sobre cómo bajar de peso de forma rápida y falsas creencias sobre qué alimentos y costumbres engordan.

La obsesión por perder kilos en cuestión de días o semanas puede llevarnos a adoptar hábitos poco saludables y no fundamentados por especialistas. Juan José López, especialista en Nutrición de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN) explica las verdades y mitos sobre cómo adelgazar.

Para adelgazar hay que hacer muchas comidas al día

Verdad. Es importante diferenciar entre distribuir la dieta equilibrada adecuada diaria en varias tomas y comer muchas veces al día sin control. La distribución de dieta en 4-6 tomas puede favorecer la saciedad entre las comidas para conseguir evitar la tendencia al picoteo entre horas y la realización de ingestas más abundantes en las comidas principales.

Las dietas de proteínas bajas en hidratos o que los eliminan son las mejores para perder peso

Mito. En líneas generales al clasificar las dietas de adelgazamiento nos encontramos con tres tipos principales: dieta equilibrada, dieta baja en grasas o dietas bajas en hidratos de carbono. La evidencia de que unas dietas sean mejor que otras son controvertidas.

De esta manera la dieta baja en hidratos de carbono ha mostrado una mayor pérdida de peso a corto plazo pero al analizarla a largo plazo tiene un efecto similar a la dieta de restricción de grasas. Por otra parte, las dietas muy limitadas en la cantidad de hidratos de carbono pueden producir efectos secundarios como halitosis, cefalea, estreñimiento, calambres y malestar general.

Si hago mucho ejercicio puedo comer lo que quiera o no necesito hacer dieta

Mito. La realización de ejercicio produce una estimulación del apetito por lo que existe una tendencia al consumo de mayor cantidad de alimentos, en general hipercalóricos. En el caso de las dietas de adelgazamiento, este impulso fisiológico puede ser perjudicial dado que este incremento de la ingesta puede anular el efecto beneficioso del ejercicio sobre el peso e incluso estimular la ganancia.

En la realización de dietas de adelgazamiento se recomienda un ajuste de la alimentación hacia una dieta equilibrada ajustada al gasto energético del individuo, junto con un ejercicio adecuado a la situación física. No es conveniente excluir ninguna de las dos circunstancias, pues se puede perder su efecto beneficioso.

El té quema grasas

Mito. Las distintas moléculas que componen el té no tienen ninguna evidencia sobre el consumo preferente de grasas en el cuerpo humano. Si bien es verdad que esta infusión pueden tener un papel beneficioso sobre la salud debido a su contenido en antioxidantes y su papel sobre la saciedad en la realización de dietas de adelgazamiento.

LEÉR MÁS  La SAP recomienda "cero alcohol" hasta los 18 años

Las dietas exprés funcionan

Las dietas exprés pueden tener un efecto sobre la pérdida de peso en determinadas personas a corto plazo. El problema se halla en que estas dietas suelen ser muy desequilibradas nutricionalmente y monótonas por lo que a largo plazo son difíciles de seguir y normalmente se asocian a ceses bruscos de las mismas produciendo una reganancia muy importante conocida como “efecto rebote”.

Los alimentos light no engordan

Mito. Los alimentos light vienen definidos porque existe un alimento de referencia “no light” con una carga calórica mayor que ellos. Esto no significa que estos alimentos no engorden si no que al menos tienen un valor calórico un 30 por ciento menor que el alimento de referencia.

Es muy importante revisar el etiquetado nutricional de estos alimentos pues si bien en algunos casos el contenido energético es cercano a 0, en otros tienen una cantidad calórica elevada pero menor que la del alimento de referencia.

No cenar es la forma más rápida de adelgazar

Mito. Como se ha comentado previamente, la distribución de la dieta en varias tomas es beneficiosa para la pérdida de peso. Por tanto, la eliminación selectiva de comidas, tiene un efecto negativo sobre la saciedad y puede producir el aumento de la ingesta en el resto de las comidas del día.

Beber agua en las comidas engorda

Mito. El agua es un líquido acalórico por tanto independientemente del momento del día en el que se tome no debería ocasionar ganancia de peso. De la misma manera el aporte de agua durante las comidas produciría una sensación mayor de plenitud y, en condiciones normales, nos haría ingerir menor cantidad de alimento. Por tanto el agua en las comidas más que engordar podría condicionar un menor aporte calórico.

Para adelgazar hay que pasar hambre

Mito. No es necesario pasar hambre para engordar. Para evitar esta sensación de hambre en la realización de dietas de adelgazamiento es preciso elegir alimentos con baja densidad calórica, es decir, aquellos que aporten pocas calorías en un volumen alto. De la misma manera la distribución en varias comidas puede ser beneficiosa. Este patrón dietético suelen aumentar la sensación de saciedad y disminuir el hambre.

LEÉR MÁS  La SAP recomienda "cero alcohol" hasta los 18 años

El agua caliente elimina grasa

Mito. El consumo calórico por parte del cuerpo humano se basa en la actividad física, la energía utilizada en los procesos vitales y la propia energía obtenida de la metabolización de los alimentos. El agua con mayor temperatura que la corporal estabiliza su temperatura al entrar en el cuerpo. Por esta razón la temperatura a la que se bebe el agua no influye sobre la degradación de la grasa corporal.

Durante las dietas no se puede consumir azúcar

Verdad a medias. El azúcar en pequeñas cantidades no interfiere sobre el desarrollo de las dietas. La única precaución que se recomienda en las guías de las diferentes sociedades es el consumo de menos de un 10 por ciento del total de calorías de la dieta diarias.

Si sos vegetariano engordás menos

Mito. Entre los alimentos vegetales se encuentran algunos de los alimentos con menos valor calórico que hay. Pero, de la misma manera, la mayor parte de las grasas utilizadas en la cocina española son vegetales.

Por tanto, el hecho de realizar una dieta vegetariana no exime de poder engordar y es necesaria la realización de una combinación equilibrada de los distintos alimentos vegetales para no ganar peso.

La carne roja es mala para la salud

Mito. Como ocurre con la mayor parte de los alimentos la carne roja consumida de una manera equilibrada no produce ningún perjuicio para la salud.

Las recomendaciones de las distintas sociedades incluyen entre 1 y 3 raciones de carne roja a la semana debido al aporte de nutrientes asociados a la misma, predominantemente proteínas de alto valor biológico, hierro y vitamina B12.

Comer frente al televisor engorda

Verdad. El hecho de ver la televisión en sí no tiene por qué engordar pero, si mientras comemos estamos distraídos viendo la televisión tenemos una tendencia a una ingesta más rápida y, por tanto, mayor antes de saciarnos.

No masticar bien engorda

Verdad. El fenómeno de la masticación además de facilitar la digestión del alimento y su tolerancia influye sobre la saciedad a través de distintos factores neurohormonales. Por tanto, si no masticamos bien y comemos más rápido probablemente nos llenemos con menos facilidad e ingiramos más cantidad de alimento lo que nos puede llevar a ganar peso.

Fuente: Cuidate plus

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here