Normalmente, en esta época del año, la planta del café arábica (la más cultivada del mundo) ya madura en las montañas de Brasil. Sin embargo, debido a la reciente sequía, este año la producción ha disminuido notablemente y el precio ha comenzado a aumentar como nunca antes.

Los precios del café al por menor son de momento estables. No obstante, si el coste de los granos de arábica sigue aumentando, los consumidores podrían comenzar a notar una subida del coste de su café matutino a finales de este año, señala el analista bursátil Jack Scoville, según recoge ‘The Washington Post’.

Para algunos expertos, a largo plazo el precio se elevará de todos modos porque los ciudadanos en los mercados en desarrollo como Brasil, India y China, también se están ‘enganchando’ a su sabor.

Antes, en líneas generales, el mundo en desarrollo producía el café y el mundo desarrollado se lo bebía, pero ahora países como Brasil, que tradicionalmente solo producían café, están empezando a consumirlo también, señaló Kim Elena Ionescu, gerente de una compañía que vende café sostenible.

Además, el incremento de las temperaturas globales en el planeta está afectando el cultivo del café tipo arábica en casi toda la superficie apta.

Las noticias son especialmente malas para quienes toman el café con azúcar. Y es que Brasil es también el mayor productor de azúcar en el mundo. Se estima que las últimas semanas de clima seco podrían haber dañado entre 35 y 40 millones de toneladas de la próxima cosecha de caña de azúcar en la principal región productora del país.

RT

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here