Qué es un traductor jurado y para qué sirve. La forma oficial de traducir

Los empresas o personas certificadas como traductores jurados cuentan con una acreditación oficial por parte del Ministerio de Asuntos Exteriores para dar fe de la traducción a otra lengua.

Quienes presenten su solicitud para ser avalados como traductores oficiales reconocidos por el gobierno español, obtienen un certificado que les permite sellar y firmar con validez legal, documentos en una lengua específica que sean traducidos a otro idioma.

Generalmente, las empresas, ejecutivos o personal gubernamental, requieren de traducir documentos de carácter legal o jurídico que les permita el libre ejercicio de sus transacciones comerciales. La forma en la que es posible corroborar que esta trascripción se encuentre correctamente hecha, es validando con un sello de autenticidad, que sólo es otorgado por el Ministerio de Asuntos Exteriores español.

¿Cuánto puede tardar la traducción de un documento?

Todo el ciclo de traducción inicia en el momento que se consiga el documento a traducir, después de ese momento, es necesario que indiques la cantidad de palabras que deben ser traducidas a otro idioma, e identificarse ante la empresa o traductor, para comenzar a realizar la redacción del documento.

Por lo general, este tipo de trabajos no requiere de un tiempo prolongado para realizarse. Habitualmente después de 24 a 48 horas de haber sido entregado el o los documentos a traducir, podrás recibir en tu dirección de destino, la documentación sellada y firmada con su completo aval.

¿Qué se requiere para traducir un documento?

Principalmente es necesario contar con el documento original a traducir o en su defecto una copia, debido a que, es exigencia del Ministerio de Relaciones Exteriores que todo documento que haya sido llevado a otro idioma por parte de un traductor oficial, cuente con un soporte del mismo.

A su vez, deberás consignar tu documento de identificación e indicar el mecanismo mediante el cuál esperas recibir la traducción, esto quiere decir, dirección, email o, en su defecto, la elección de retirarlo directamente en las oficinas del traductor.

¿Los traductores legales sólo tienen validez en España?

Al tratarse de asuntos de índole internacional, el manejo de documentos legales presenta como principal problema el empleo del idioma adecuado. Por lo general, este tipo de papeles tiende a requerir de una buena compresión lectora, por lo que quienes los reciben deben comprender claramente su contenido.

El trabajo de un traductor jurado es encargarse de que la información precisa llegue a sus destinatarios bajo los mismos términos, pero en su idioma natal. Por ende, los países del mundo reconocen a estos especialistas del lenguaje, como un profesional que ha redactado un contenido acorde a las necesidades de cada lector.

Sin importar básicamente la procedencia del traductor jurado, suele tenerse en cuenta la autenticidad de su certificado. El Ministerio de Asuntos Exteriores se encarga de emitir un aval del sello del profesional de lenguaje, por lo que, cuentan con previa aprobación de organismos internacionales como las Naciones Unidas o La Unión Europea, entre otros.

Ocasiones más comunes en las que son necesarios los servicios de un traductor jurado

Además de ser una exigencia de la mayoría de los consulados, entes gubernamentales internacionales y empresas, los documentos avalados por un traductor oficial tienden a ser solicitados al presentar las formas de inscripción en universidades extranjeras, o como exigencia para solicitud de residencia en países de América y Asia.

Por ende, documentos como títulos de estudios, comprobantes de notas estudiantiles o certificados penales, requieren de la traducción oficial y el sello del certificado por Asuntos Exteriores.

De igual forma, las solicitudes de empleo en el extranjero y, en ocasiones dentro de España, que deben ser presentadas en otro idioma, es preferible realizar su debida traducción oficial. De esta manera se evitan errores ortográficos y se avala como un documento certificado.

¿Los traductores jurados sólo redactan documentos?

Es importante reconocer aquellos profesionales con dominio de segundas lenguas, tienden a comunicarse de forma eficiente, tanto oral como de forma escrita, por lo que, pueden establecer conversaciones fluidas con personas en otro idioma sin ningún problema.

Los servicios de un traductor certificado no se limitan tan solo a la redacción de documentos de índole oficial. A su vez, estas personas son capaces de realizar traducciones de forma presencial ante un público, o inclusive en circunstancias especiales.

Sin embargo, cada empresa o traductor jurado autónomo, cuentan con sus propias características, por lo que, es necesario solicitar información detallada de sus servicios para contratar aquel que se adapte a nuestras necesidades específicas.

¿Dónde puedo realizar una traducción jurada?

En primer lugar, es necesario saber que las certificaciones de traductores oficiales sólo son entregadas a personas que califiquen como profesionales de idiomas modernos, con lenguas nativas de otro idioma o expertos en el manejo de otros lenguajes.

Por lo general, quienes realizan este tipo de trabajo no suelen ser localizados por doquier y antes de contratar algún traductor jurado, es necesario verificar que realmente cuente con sus certificaciones y sello personal.

Entre las principales plataformas que se encuentran en el territorio español y que brindan servicios de traducción jurada oficial se encuentra traductorjurado.org, un conglomerado de profesionales dispuestos a brindar los mejores servicios de traducción en distintos idiomas a todo el país.

Sus servicios ofrecen la posibilidad de traducir de forma certificada a más de 20 idiomas. Además de que, cuentan con sedes en las principales ciudades de España y un servicio único de traducción online, que garantiza enviar el documento legal en tan solo 24 horas. Por último, sus costes tienden a ser mucho menores que los de la competencia.

Lo cierto es que, las situaciones de emergencia o imprevistos para la realización de una traducción pueden ocurrir en cualquier momento y será necesario contar con un buen respaldo para hacerlo. La mejor forma es buscar recomendaciones de los profesionales ante nuestros conocidos y realizar la traducción necesaria con los profesionales que más se amolden a nuestras necesidades.

No te arriesgues a mantener un documento mal traducido, utiliza a un traductor jurado y mantén la seguridad de tus servicios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here