Qué alimentos nos mantienen un hígado sano

Este órgano cumple funciones esenciales y con algunos alimentos podemos ayudar a que trabaje de forma correcta

El hígado es un importante órgano que secreta la bilis esencial para la digestión de las grasas. Además cuenta con otras funciones como la síntesis de proteínas plasmáticas, la función desintoxicante y el almacenamiento de vitaminas y glucógeno. Asimismo, es responsable de eliminar de la sangre diferentes sustancias que pueden ser negativas para el organismo, convirtiéndolas en inofensivas, como el alcohol.

Este órgano transforma los nutrientes de los alimentos que se ingieren en componentes imprescindibles para la sangre, almacena vitaminas y minerales, y produce proteínas y enzimas, para mantener un buen equilibrio hormonal en el organismo. También ayuda al sistema inmunológico a combatir infecciones y eliminar bacterias de la sangre.

Ajo

Ayuda a que el hígado active determinadas enzimas para deshacerse de toxinas. El ajo también es rico en alicina y selenio, 2 nutrientes naturales que colaboran en la depuración del hígado. Contiene sustancias azufradas, las cuales se encargan de activar las enzimas para mejorar la función hepática.

La palta ayuda en la producción de glutatión en el organismo, un tipo de antioxidante importante para que el hígado pueda filtrar sustancias perjudiciales y pueda cumplir sus funciones depurativas.

Nueces

Este fruto seco es rico en glutatión, ácidos grasos omega-3 y arginina, sustancias que colaboran en la depuración del hígado. Las nueces también ayudan a oxigenar la sangre, y los extractos de sus cáscaras se utilizan con frecuencia en las fórmulas para limpiar el hígado.

Té verde

Es una infusión que contiene antioxidantes vegetales llamados catequinas, buenos para mejorar el funcionamiento del hígado. Además protege al hígado del daño del alcohol, de tumores y de la hepatitis viral.

Remolacha

Es rica en flavonoides vegetales, una sustancia que sirve para mejorar el funcionamiento general del hígado. Purifica la sangre y tiene la capacidad para absorber los metales pesados. Además contiene betacaroteno, flavonoides y carotenoides, antioxidantes que ayudan al hígado a cumplir correctamente sus funciones.

Limón

Es bueno para desintoxicar el hígado, limpiar el estómago, aumentar la producción de bilis y estimular el movimiento intestinal. Es rico en vitamina C, ayuda a depurar toxinas y realizar la digestión. Se recomienda el consumo diario de agua tibia con limón en ayunas, ya que permite mantener limpio el hígado y mejorar la digestión. Un solo vaso de agua tibia con limón en ayunas promueve la eliminación de toxinas del hígado, mejora el metabolismo, promueve la digestión sana y previene el estreñimiento.

Boldo

Es recomendable tomar una infusión de boldo antes de dormir porque es el momento en que el hígado más trabaja y cuando debe limpiarse. Favorece la secreción de jugos gástricos y ácido úrico, estimula la producción de bilis y desintoxica el organismo.

Cúrcuma

La cúrcuma es considerada como una especia antiinflamatoria que mejora la salud del hígado. Se recomienda para activar el metabolismo y también para limpiar naturalmente el hígado. Ayuda a digerir lípidos y estimular la producción de bilis.

Pomelo

Es una fruta que ayuda a eliminar toxinas y sustancias cancerígenas. Tiene un alto contenido en vitamina C y antioxidantes, esenciales para la limpieza del hígado. También contiene un compuesto flavonoide conocido como naringenina que hace que el hígado queme las grasas en lugar de almacenarlas.

Vegetales de hojas verdes

Los vegetales de hojas verdes, como las espinacas y la lechuga, contienen numerosos compuestos de limpieza que neutralizan los metales pesados, que puede soportar en gran medida el hígado. Las verduras de hoja verde también eliminan los pesticidas y herbicidas del cuerpo, y estimulan la creación y el flujo de la bilis. Sirven como mecanismo de protección para el hígado.

Deja un comentario